Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

viernes, 5 de noviembre de 2010

El Calentamiento Global es un Proceso Cósmico !

El cambio climático no es un fenómeno natural propio del planeta Tierra pues estudiosos de la universidad inglesa de Cambridge llegaron a la conclusión de que en el universo también hubo un calentamiento intenso y acelerado que provocó algunas modificaciones.
La luz ultravioleta que irradian los quásares pudo haber causado una reacción con las nubes de gas para que hubiera un aumento de temperatura (Cortesía SXC).

El equipo de expertos llegó a esta conclusión tras medir la temperatura del gas que se encuentra entre galaxias.

Esas mediciones indicaron claramente que la temperatura en ese "medio intergaláctico" aumentó de forma progresiva entre el periodo en que el Universo tenía una décima parte de su edad actual y cuando había alcanzado un cuarto de la misma.

Los investigadores creen que ese calentamiento -llamado cambio climático cósmico- estuvo causado por quásares (acrónimo del inglés "quasi-stellar radio source", o fuente de radiación cuasi-estelar), unos agujeros negros gigantes que se encuentran en el núcleo de las galaxias en formación y que emiten energía electromagnética, incluyendo radiofrecuencias y luz visible.

Según los expertos, la luz ultravioleta que irradian los quásares pudo haber causado una reacción con las nubes de gas existentes, que hicieron que subiera la temperatura.

"Al principio de la historia del Universo, la mayor parte de la materia no se encontraba ni en las estrellas ni en las galaxias, sino que estaba dispersa en un gas muy fino que llenaba todo el espacio", indica el comunicado emitido por la Universidad de Cambridge.

"Ese gas proyecta una serie de sombras en la luz de los quásares, que son objetos brillantes muy distantes. Al analizar como esas sombras bloquean la luz de fondo emitida por los quásares, podemos deducir muchas de las propiedades del gas absorbente, como dónde está, de qué está compuesto y qué temperatura tiene", precisa.

La luz de los quásares que examinaron los científicos tenía más de 10,000 millones de años cuando alcanzó la Tierra, y había viajado por grandes tramos del Universo.

Durante ese trayecto, cada nube intergaláctica por la que pasó la luz dejó un rastro, explican los científicos.

El efecto acumulativo de ese impacto actúa como un registro fósil de la temperatura en el Universo, de la misma manera que el clima en la Tierra puede estudiarse a partir de bloques de hielo o troncos de árboles.

Según señalan los científicos en su estudio, que será publicado en la revista británica Monthly notices of the Royal Astronomical Society, las temperaturas experimentadas por el Universo en esa época eran enormes, comparadas con las terrestres actuales.

Así, la investigación sugiere que 1,000 millones de años después del Big Bang, el gas del Universo tenía una temperatura en torno a 8,000 grados Celsius.

A los 3,500 años, esa temperatura había aumentado a al menos 12,000 grados.

Este proceso de calentamiento muestra una tendencia contraria a la pauta normal del clima cósmico, en el que las temperaturas tienden a enfriarse con el tiempo, apuntan los expertos.

Por tanto, para que se produjera ese marcado incremento de la temperatura en los primeros años del Universo, algo sustancial debió de calentar el gas, argumentan, para concluir que seguramente fue la energía procedente de esos quásares de las galaxias jóvenes y activas de la época.

También desempeñó un papel fundamental en el proceso de calentamiento uno de los elementos más ligeros y abundantes en las nubes intergalácticas: el helio, cuya interacción con la fuerte luz ultravioleta procedente de los quásares generaba calor, afirman los científicos.

Una vez que el suministro de helio fresco se agotó, el Universo empezó a enfriarse, lo que seguramente sucedió cuando tenía un cuarto de su edad actual.

Fuente: CNN México

GEÓLOGO CONECTA CAMBIOS REGULARES DEL CICLO ORBITAL DE LA TIERRA A LOS CAMBIOS EN EL CLIMA
En un análisis de los últimos 1.200.000 años, geólogo de la Universidad de California Santa Bárbara, Lorena Lisiecki descubierto un patrón que conecta los cambios regulares del ciclo orbital de la Tierra a los cambios en el clima de la Tierra.

El hallazgo es reportado en la revista científica Nature Geoscience.

Lisiecki realizó su análisis del cambio climático mediante el examen de los núcleos de sedimentos oceánicos. Estos núcleos provienen de 57 localidades de todo el mundo.

Mediante el análisis de los sedimentos, los científicos son capaces de trazar clima de la Tierra durante millones de años en el pasado. La contribución de Lisiecki es la vinculación de los registros climáticos de la historia de la órbita de la Tierra.

Se sabe que la órbita de la Tierra alrededor del sol cambia la forma cada 100.000 años. La órbita se convierte en redonda o más o más elíptica en estos intervalos.

La forma de la órbita se conoce como su "excentricidad". Un aspecto relacionado es el ciclo de 41.000 años en la inclinación del eje de la Tierra.

La Glaciación de la Tierra también se produce cada 100.000 años. Lisiecki encontró que el momento de los cambios en el clima y la excentricidad coincidieron. "La correlación clara entre el momento del cambio de órbita y el cambio en el clima de la Tierra es una fuerte evidencia de un vínculo entre los dos", dijo Lisiecki. "Es poco probable que estos hechos no se relacionen entre sí."

Además de encontrar un vínculo entre el cambio en la forma de la órbita y el inicio de la glaciación, Lisiecki encontró una correlación sorprendente.

Descubrió que el mayor ciclo glacial se produjeron durante los más débiles los cambios en la excentricidad de la órbita de la Tierra - y viceversa.

Además los cambios más fuertes en la órbita de la Tierra más débil correlación con los cambios en el clima. "Esto puede significar que el clima de la Tierra ha inestabilidad interna, además de la sensibilidad a los cambios en la órbita", dijo Lisiecki.

Concluye que el patrón del cambio climático en los últimos millones de años probablemente involucra interacciones complejas entre las distintas partes del sistema climático, así como tres sistemas orbitales diferentes.

Los dos primeros sistemas orbitales son la excentricidad de la órbita y la inclinación. El tercero es "precesión", o un cambio en la orientación del eje de rotación.

Fuente: ScienceDaily

EL FRAUDE DEL CAMBIO CLIMÁTICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario