Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

lunes, 21 de febrero de 2011

2011 será un año clave para la "internet interplanetaria"

Vinton Cerf, uno de los padres de internet, ya no está pensando en la red común y corriente que usamos en la Tierra, sino que en el internet que comunicará a nuestro planeta con los demás.
Y no es que sólo lo esté pensando: la internet interplanetaria ya se está poniendo en marcha.
De acuerdo a lo que contó Cerf en una entrevista en Network World, Google está instalando “Protocolos de Internet Interplanetario” en naves espaciales, para usarlos como puntos de comunicación en el espacio.

La nave EPOXI es aparentemente uno de estos nodos, ya que habría sido actualizada con este protocolo hace poco y testeada para conseguir una velocidad de 80 segundos-luz.

Cerf, que trabaja hace años como evangelizador para Google, señala que ya a fines de los 90′ se dieron cuenta de que las comunicaciones vía internet tienen problemas diferentes en el espacio a los que tienen en la Tierra.

Dentro de nuestro planeta, las comunicaciones “a la velocidad de la luz” son instantáneas, pero en el espacio la luz se demora en viajar debido a las enormes distancias.

La velocidad de la luz, entonces, es lenta.

Una red interplanetaria podría ayudar a mejorar un poco las comunicaciones.

El sistema propuesto usa redes que admiten demoras, basado en un “protocolo de paquetes” o Bundle Protocol. Este protocolo, que se usa en la Estación Espacial Internacional (ISS), define bloques de datos como paquetes.

Cada uno de ellos contiene suficiente información como para evitar interrupciones en el procesamiento, o incluso demoras.

Este año, la idea es estandarizar los protocolos interplanetarios y entregarlos a todos los países que exploran el espacio, de modo que sea ampliamente usado. “Potencialmente, cada nave espacial lanzada desde entonces estará conectada desde el punto de vista de las comunicaciones.

Pero, quizás más importante, cuando la nave haya terminado sus misiones primarias, todavía seguirá estando operativa – tendrá la energía, el computador, las comunicaciones – pueden convertirse en nodos de un backbone interplanetario“, dice Cerf.

Hasta ahora, las comunicaciones espaciales han funcionado con enlaces de radio entre dos puntos. Considerando la demora y los problemas de interrupciones, un sistema con más puntos de interconexión sería más seguro y confiable.

Por cierto, la idea también podría darle una nueva utilidad a las naves espaciales que terminan flotando como basura espacial.

Fuente: FayerWayer

El mundo según monsanto

Escalofriante entrevista publicada en La Contra de La Vanguardia en la que Marie-Monique Robin, periodista especializada en agroalimentación, denuncia al “monstruo” Monsanto.
“Monstruo” por dimensiones, es la mayor multinacional agroquímica que domina el mercado mundial de semillas convencionales y transgénicas, “monstruo” por sus objetivos (el lucro sin fin ni ética), por sus medios (el cuasi monopolio, métodos mafiosos de venta, acoso a agricultores que no usan sus productos, la compra de conciencias en el poder: periodistas, científicos, políticos, …) y “monstruo” por su desprecio absoluto por la naturaleza y la salud y la vida humana.

La entrevista es la esencia de toda la información que la experta aporta en su libro y un documental sobre este tema: “El mundo según Monanto“, que ya analizaremos en el blog, y en ella nos alerta por las graves consecuencias de los transgénicos a todos los niveles pero, sobre todo, enfermándonos.

Marie-Monique Robin pertenece a esa estirpe de periodistas valientes y comprometidos, como Hernán Zin y Gervasio Sánchez, cuyo trabajo destapa el lado oscuro del Sistema y sirve para que abramos los ojos y reaccionemos.

Es fácil entender porqué nuestros hijos nos acusarán como expone el documental francés sobre la infancia expuesta a tóxicos, y por eso debemos luchar por una agricultura, una economía y una alimentación más limpia y justa para el planeta y las personas.

Tengo 48 años. Nací en Gourgé, pueblecito cerca de Poitiers (Francia), en una familia campesina. Soy periodista. Estoy casada y tengo tres hijas (11, 14 y 17 años). ¿Política? No me caso con nadie, mi compromiso es con la gente: por eso pongo mi pluma en la llaga. Soy agnóstica

¿Qué es Monsanto?
El gigante de la industria agroquímica que domina el mercado mundial de la alimentación.

¿Cómo logra dominar la alimentación mundial?
Domina el mercado mundial de semillas: dominar las semillas es dominar los estómagos, la población mundial.

¿Y cómo se logra dominar las semillas?
Modificándolas genéticamente y patentándolas. Antes de 1992 no podían patentarse semillas, y Monsanto logró que Estados Unidos lo permitiese. Hoy tienen mil patentes.

¿Es algo que debería preocuparme?
Si te preocupa qué comen tus hijos, sí. Preocúpate por las 80.000 hectáreas cultivadas con maíz transgénico en Catalunya y Aragón: ¿por qué España es el único país de Europa que acepta cultivos transgénicos?

¿No sucede en otros países europeos?
Está prohibido. Con razón: carecemos de estudios sobre los efectos en la salud humana y en el medio ambiente de los organismos genéticamente modificados (OGM).

¿Y por qué España no los veta?
En el Gobierno de España hay ahora cuatro personas relacionadas con Monsanto.

¿Quiénes?
Estoy contrastando los datos y pronto publicaré sus nombres.

¿Ese maíz es un OGM de Monsanto?
Sí, se le llama maíz Bt, iniciales de Bacillus thurigiensis: esa bacteria está en el suelo de forma natural y es insecticida. Si se usa en preparados pulverizados es eficaz, y el sol la degrada pronto: resulta inocua para el medio ambiente. Pero los de Monsanto tomaron de la bacteria el gen que produce la toxina, y lo insertaron en el genoma del maíz.

Brillante idea: de este modo, ese maíz queda blindado contra los insectos, ¿no?
Sí, pero a un coste peligroso: la toxina intoxica no sólo al piral – insecto perjudicial para el maíz-,sino también a los insectos predadores del piral (como la crisopa), y a mariposas, mariquitas, microorganismos del suelo, pájaros insectívoros…

¿Y a mí?
¿Tú comerías insecticida? Pues ese maíz insecticida pasa a harinas, chips, tacos, cereales, sopas, tortas… ¿Por qué cada día hay más alergias? ¡Son sobrerreacciones de nuestro organismo ante algo que no reconoce!

Con no comer ese maíz, ¡salvado!
No: ese maíz poliniza cultivos de maíz ordinario, contaminándolos, convirtiéndolos también en transgénicos. ¡Extinguirá el maíz natural! Y aunque no ingirieses ese maíz directamente…, se lo dan como forraje a animales que luego tú sí comerás.

¿Debo alarmarme, pues?
Mis padres eran campesinos, líderes sindicales agrarios en Francia: adoptar abonos, pesticidas convencidos de que hacían progresar la agricultura. Hoy están arrepentidos: la biodiversidad de variedades hortofrutícolas ha decrecido drásticamente…, y la mayor proporción de cánceres se da entre agricultores.

Entonces sí podemos alarmarnos…
El herbicida más vendido del mundo se llama Roundup, de Monsanto. Extermina toda la maleza…, pero no es biodegradable, y es promotor de cánceres y perturbador endocrino. ¿Cómo no vamos a padecer cada día más cánceres, diabetes, parkinson y alzheimer? ¡Mis hijas y yo ya no comemos vegetales que no provengan de cultivo biológico!

¿Herbicidas y pesticidas dan cáncer?
¡Nacen bebés con residuos de dioxinas en sus células! Las dioxinas son derivados de síntesis químicas de laboratorio. Llegan a los bebés por lo que comen las madres.

Esto ya escalofría.
Estamos intoxicándonos. Mire el pan.

¿Qué le pasa?
Para que la espiga de trigo produzca más grano, ha sido genéticamente modificada y protegida con ocho pesticidas y varias hormonas… cuyos restos te comes en el pan. ¡Claro que hay cánceres de mama y próstata, y el esperma pierde fertilidad! Siete amigas de mi edad tienen cánceres. Ninguna amiga de mi madre lo tuvo a esta edad.

¿Y por qué no reaccionamos?
Porque priorizamos la cantidad, la producción, la viabilidad económica, el negocio, los precios… Pero este sistema acabará también con los pequeños agricultores.

¿Por qué?
Compran semillas genéticamente preparadas para ser fumigadas con Roundup, se obligan a comprar remesas nuevas cada año, y son caras. Perdemos miles de variedades tradicionales, y los campesinos acaban en manos de Monsanto, arruinándose muchos.

¿Qué pasará si se mantiene esta tónica?
Que Monsanto producirá todas las semillas… y todos los productos fitosanitarios sin los que esas semillas genéticamente modificadas no fructifican (como el Roundup, que le reporta el 30% de sus ingresos): ¡negocio redondo para Monsanto!. Si se confirma que algún producto es peligroso, lo retirarán, dándoles tiempo para fabricar otro… hasta que vuelva a demostrarse que es cancerígeno o perturbador hormonal. Y así hasta que acabemos todos estériles y enfermos.

Esto es tan tremendo… Cuesta creerle.
Tenemos ya el precedente del agente naranja. Empleado como herbicida durante decenios, su uso en la guerra de Vietnam ratificó su toxicidad cancerígena. Así que ha sido retirado. Lo fabricaba Monsanto. ¿Y qué le ha pasado a Monsanto pese a los millones de damnificados? Nada.

Fuente: Noticiaserb

EL MUNDO SEGUN MONSANTO-Trailer español
EL MUNDO SEGÚN MONSANTO es un documental que por medio de documentos legítimos y testimonios contundentes, la periodista francesa Marie Monique Robin denuncia los efectos negativos que provocan los productos agroquímicos y la y los transgénicos que comercializa la empresa mas grade del mundo en ese rubor: MONSANTO. El documental muestra la cara más oscura de la lógica económica.

Nuestra galaxia tiene alrededor de 500 millones de planeta habitables

La Vía Láctea cuenta con 500 mil millones de planetas de los cuales al menos 500 millones podrían ser habitables. ¿En realidad crees que estamos solos?
Gracias a un ejercicio realizado por el Telescopio Espacial Kepler los astrónomos han sido capaces de calcular cuantos planetas existen en nuestra galaxia y cuantos de llos son potencialmente habitables.

Tras recorrer una minúscula región de la Vía Láctea el Kepler descubrió más de 1,200 planetas, tras lo cual los hombres de ciencia llegaron a la conclusión de que compartimos el vecindario galáctico con al menos 500 mil millones de otros planetas.

Y continuando con las especulaciones estadísticas, concluyeron que 500 millones de esos podrían incluir condiciones propicias para ser habitados por otras formas de vida.

Los últimos cálculos sugieren que hay cerca de 300 mil millones de estrellas en nuestra galaxia, lo cual implicaría que existe un planeta por cada seis estrellas.

Pero por si no fuera suficiente, los expertos contemplan que la cantidad pudiese ser mucho mayor ya que el Kepler solo puede detectar planetas que orbitan relativamente lejos de sus respectivas estrellas.

Lo anterior sugiere que la cantidad de planetas habitables en la Vía Láctea es mucho mayor de lo que siempre imaginamos. Y de acuerdo a las probabilidades matemáticas de que haya otra, o muchas otras, formas de inteligencia fuera de la Tierra son avasalladoras.

Pero, revisando estos números, realmente sigues creeyendo que estamos solos?

Fuente: Pijamasurf