Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

martes, 11 de enero de 2011

Obama - Discurso sobre religión

La evolución del hombre es la evolución de su conciencia.
Por lo tanto podemos decir, que un buscador de la verdad es alguien que busca evolucionar.
Evolucionar, es crecer, es ir mas allá, es no quedarse estancado ignorando, es tener más conocimiento, es acercarse mas a la verdad, es un viaje hacia la totalidad del ser.



Discurso de Barack Obama sobre la religión y sobre la importancia de separar Iglesia y Estado, el 28 de Junio de 2006.
Subtitulado al castellano por Creareify.

Fuente: elperello

Catalogando a los extraterrestres

El libro “Extraterrestial Compendium” es un intento de realizar una enciclopedia galáctica: Pleyadianos, Reptilianos, Arcturianos, Grises y muchas otras civilizaciones que supuestamente visitan nuestro planeta y que ya son parte de la nueva mitología.
Un ambicioso libro que oscila entre la nueva mitología, la ciencia ficción y la biología natural cósmica, cataloga hasta a 90 diferentes razas extraterrestres, enlistando sus características fisiológicas, su actitud hacia los humanos, su sistema estelar de procedencia, la física de sus naves espaciales o hasta su nivel de evolución espiritual.

"The Extraterrestrial Compendium" promete ser una de las más divertidas obras de literatura, ¿ficción o no ficción? del 2011, con ilustraciones de Pat Lee, dibujante de comics para Marvel y DC y un equipo de investigación que recopiló reportes y descripciones de los visitantes intergalácticos que habitan nuestro planeta (al menos la mente colectiva de nuestra civilización en la era de la información).

Los autores señalan que hasta 70% de los extraterrestres son humanoides, según reportes. Dicen, también, que no afirman sin lugar a dudas que todos estos extraterrestres existen, pero que buscan que los lectores mantengan la mente abierta a las posibilidades de este enorme universo.

El sitio Disinfo tiene una primicia sobre algunas de las descripciones de las civilizaciones más populares -y temibles-, como los Arcturianos y los Reptilianos. Reproducimos el material traducido:

Arcturianos:

AKA: La Confederación Artcuriana

Origen: La estrella Arcturus en la constelación de Bootes, a 36 mil años luz de la Tierra

Actitud hacia los humanos: Benevolente

Existen diversas impresiones sobre el aspecto de esta raza.

Algunos creen que los Arcturianos son del tamaño de los niños, de unos 3 a 4 pies de altura con piel verde o azul pálida, grandes ojos oscuros en forma de almendra, y con sólo tres dedos por mano.

También podrían tener largos cráneos y altamente desarrolladas capacidades telepáticas y telekinéticas. Al parecer requieren dormir en lo mínimo y su tiempo de vida iría a unos cuantos cientos de años. Se cree que los arcturianos son una de las civilizaciones más avanzadas, benevolentes y evolucionadas de la galaxia.

Valoran la espiritualidad y la familia, y se dice que logran trascender la forma física.

Están gobernados por un consejo de viejos sabios, y tienen una sociedad altamente jerárquica.

Muchos humanos sostienen comunicarse telepáticamente con los Arcturianos y haber recibido información de que esta civilización es una de las que está ayudando a la evolución humana.

Las naves arcturianas, se cree, miden hasta varias millas de largo.

Algunos creen que la energía requerida para propulsar estas naves masivas proviene de un tipo de cristal y que han desarrollado tecnología para teleportarse.

Reptilianos Ciakar Draconianos

AKA: El imperio de Orión

Origen: La constelación de Draco de 11.5 a varios cientos de años luz

Actutud hacia los humanos: malevolente

Los Ciakars son supuestamente una de las razas más poderosas y respetadas entre las antiguas razas reptilianas y supuestamente descienden de la realeza. O

tras razas menores se cree que descienden de los Ciakars.

Los Ciakars son mucho más grandes y poderosos que sus primos.

Se cree que tienen alas en sus espaldas, un estructura anatómica que comprende varias espinas dorsales, ojos amarillos, dura e impenetrable piel verde oscura o café.

Algunos dicen que tienen dos corazones. Para los ojos humanos, estas creaturas parecen monstruos de un tamaño de hasta 30 pies y varios miles de kilos. Podrían vivir hasta miles de años. ¿Son los Ciakars los míticos dragones de los antiguos mitos?

Se gobiernan a través de una monarquía y habrían llegado a la Tierra hace cientos de miles de años.

Tienen un poderoso ejército, y estarían en control de muchas otras razas en la galaxia, como los grises de Zeta Reticulis, que hacen el trabajo sucio de los Ciakars, como las abducciones humanas.

A través de la historia galáctica, los Ciakars y los humanos han sido enemigos mortales. Los Ciakars, como la mayoría de los reptilianos, buscan la eliminación o la esclavitud total de la raza humana, y podrían estra operando en bases subterráneas en la profundidad de la Tierra.

Fuente: Pijamasurf

Ex CIA revela complicidad del Mossad y de EU en ataques del 9-11

Susan Linadauer revela que su manejador dentro de la CIA tenía conocimiento previo de que se realizaría un ataque contra las Torres Gemelas; el agente Richard Fuisz le dijo que agentes del Mossad estaban involucrados en los ataques.
Susan Lindauer, ex contacto de la CIA en Iraq, ha sonado el silbato y revelado en un libro y en entrevistas que la CIA tenía conocimientos previos de que se realizarían ataques en las Torres Gemelas y que estos estarían siendo operados por la agencia de inteligencia israelí, el Mossad.

Lindauer le dijo al investigador Kevin Barret que su manejador en la CIA, el agente Richard Fuisz, conversó con ella sobre la preplaneación de los ataques del 11 de septiembre del 2001 y la participación de agentes del Mossad, los cuales habrían grabado las imágenes de uno de los impactos contra el WTC para entregraselas a los medios en el momento de los supuestos ataques terroristas.

Lindauer, además, reveló que un alto official militar, le comentó que se usó una mezlca reactante de termita para colapsar las torres gemelas.

Lindauer trabajó como contacto de la CIA (asset) por 7 años antes de la invasion a Irak, sirviendo como un “canal negro” con este país con el cual tenía una buena relación y, según ella, un genuino interés por su bien (después sería acusada de trabajar para la inteligencia iraquí).

Su motivación era que estaba en contra de las sanciones de las Naciones Unidas para con este país, algo que fue utilizado por la CIA para hacer contacto con oficiales iraquíes.

Según Lindauer, nueves meses antes del 9-11, Iraq accedió a permitir que Estados Unidos hiciera investigaciones sobre terrorismo en Bagdad y entregar registros financieros de al-Qaeda a Estados Unidos, pero Estados Unidos por alguna razón no quiso esos registros.

Lindauer dice que su manejador le dijo que presionara a Iraq con amenazas de guerra antes del 9-11, a lo cual Irak respondió de manera positiva, ofreciendo contratos preferenciales a empresas estadounidenses en diferentes sectores y toda la información requerida en materia de terrorismo.

Su impresión es que la Guerra contra Iraq había sido planeada antes del 9-11.

Algo que concuerda con documentos oficiales declasificados del Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, donde se muestra que el gobierno de Bush plaenó la guerra contra Irak por lo menos 9 meses antes de los ataques del 9-11.

Susan Lindauer añade que Irak estaba dispuesto a comprar millones de automóviles estadounidenses y que Saddam Hussein, quien había sido un agente de la CIA, una marioneta en el poder, estaba dispuesto a ceder a las presiones de Estados Unidos, por lo cual la guerra fue completamente innecesaria.

“En cambio, lo que hacemos es crear un enemigo. Porque se ve mejor –los politicos se vuelven grandilocuentes. Como ex contacto de la CIA te puedo asegurar que en realidad no hacen nada contra el terrorismo. Dan discursos. Saludan a la gente en las celebraciones. Pero no hacen nada para contribuir con los esfuerzos anti terroristas. Pero las personas han sido engañadas por sus espectáculos y su lucimiento público".


Lindauer relata que en mayo del 2001 fue llamada a la oficina de su manejador dentro de la CIA, quien le requirió inteligencia sobre la toma de aviones o el bombardeo de aeronaves, relacionado con un ataque a las Torres Gemelas.

En agosto del 2001, Richard Fuisz le estaba diciendo que no fuera a Nueva York, ya que el ataque era inminente.

En este tiempo, William Cooper, que más tarde moriría a manos de la policía, ya había dicho en su programa de radio que habría un falso ataque terrorista y que Osama bin Lade sería culpado.

Susan Lindauer dice que se sabía mucho antes del ataque y que “lo interesante es que después del 9-11 a mi me arrestaron y a él (su manejador) le dieron 13 millones de dólares en compensaciones”.

Lindauer fue arrestada y juzgada por conspirar a favor de Irak , en un juicio algo confuso fue liberada por no estar en condiciones mentales apropiadas y luego se retiraron los cargos; no fue institucionalizada a un hospital mental.

Su abogado declaró que siempre estuvo en condiciones mentales para el juicio pero que el Deaprtamento de Justicia quiso ahorrase el juicio para evitar se expuesto.

Esto podría hacernos cuestionar su testimonio, ya sea porque está mentalmente incapacitada para percibir la realidad –aunque esto parece ser solamente la forma en la que el gobierno busca deslegitimarla- o porque, por otro lado, podría ser un agente desinformador, como suele ocurrir en casos en los que se infiltran las teorías de la conspiración con información que oculta la verdadera conspiración.

Pero esto son especulaciones, lo cierto es que sí trabajó para la CIA y que en su testimonio -sea para ganar dinero o para revelar la verdad- revela lo que parece ser un autoatentado por parte de facciones zionistas dentro de Estados Unidos.

Cuando ocurrieron los ataques, Susan Lindauer dice que habló con su manejador; justo cuando estaban pasando las imágenes del primer avión chocando contra el WTC, y Richard Fuisz le dijo que tenían que haber sido agentes del Mossad los que grabaron, sobre aviso, estas imágenes para ser difundidas.

Lindauer le dijo a Richard Barret que cree que hubo complicidad, si no conspiración, entre Estados Unidos e Isarel en los ataques del 11 de septiembre.

En la entrevista con Richard Barret, Susan Lindauer, quien ha escrito el libro"Extreme Prejudice", le dijo a este investigador que un alto oficial militar, cuyo nombre prefiere no revelar, le mencionó que unas semanas antes del ataque del 9-11, unas camionetas estuvieron yendo al World Trade Center en la noches, no relacionadas a ningún servicio de limpieza u otra cosa similar, y que estaba convencido de que esto fue parte de una operación para instalar explosivos de basado en termita en las torres.

Fuente: Pijamasurf