Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

miércoles, 10 de noviembre de 2010

EL DESCUBRIMIENTO MAS GRANDE DE TODOS LOS TIEMPOS !

"Tus ojos son los ojos del universo. Y cuando miras un objeto, es el universo mirándose a sí mismo a través de esos ojos". (Deepak Chopra)


Fragmento del documental "The Freedom Movie 2" de StopTheRobbery.com

Traducción y subtitulos: Zeta & Bala (youtube.com/excretandote)
sersignificaser.blogspot.com

Fuente. Canal excretandote
Gracias.

Dos burbujas gigantes de Rayos X en el centro del universo

El telescopio espacial Fermi descubre dos burbujas supersimétricas gigantes de rayos X y rayos Gamma procedentes del centro de nuestra galaxia.
Dos emisiones de rayos gamma en forma de burbuja se extienden al norte y al sur del centro de la galaxia
Revelado, en nuestra propia galaxia, una gigantesca estructura de la que hasta ahora no se tenía noticia alguna.

Se trata de dos enormes "burbujas" de radiación gamma, de 25.000 años luz cada una, que parecen emanar del centro de la Vía Láctea y que se disparan simétricamente a ambos lados de su núcleo.

Los sorprendidos astrónomos no saben aún cómo explicar su hallazgo, aunque sugieren que podría tratarse de los restos de una antigua erupción de rayos gamma del agujero negro super gigante que habita en el centro de nuestra galaxia.

"Lo que hemos visto son dos emisiones de rayos gamma en forma de burbuja que se extienden al norte y al sur del centro galáctico -explica Doug Finkbeiner, astrónomo del centro de astrofísica Harvard-Smithsonian y el primero en reconocer la estructura-. Y no comprendemos completamente su naturaleza y su origen".

La estructura abarca más de la mitad del cielo visible desde la Tierra, desde la constelación de Virgo hasta la de La Grulla, y podría tener millones de años de antigúedad. La investigación se publicará próximamente en The Astrophysical Journal.

Finkbeiner y su equipo descubrieron las extraordinarias burbujas de radiación procesando los datos públicos del Telescopio Espacial Fermi, el mayor detector de radiación gamma jamás construido.

Diseñado específicamente para observar esta clase de emisiones, el Fermi intenta captar y estudiar las súbitas explosiones que, a pesar de que apenas duran unos segundos y pueden encontrarse a decenas de miles de años luz de distancia, son los fenómenos más energéticos de todo el Universo.

IMPACTO CONTRA LA TIERRA
El descubrimiento parece indicar que, en algún momento del pasado, también el agujero negro central de la Vía Láctea, nuestro hogar en el espacio, provocó una de estas gigantescas explosiones.

Baste recordar la que se produjo el 27 de septiembre de 2004, la mayor detectada hasta ahora, causada por un magnetar, un tipo poco común de estrella de neutrones, a más de 50.000 años luz de distancia.

Aquél día y durante un breve instante, apenas un par de décimas de segundo, un invisible estallido de energía, equivalente a medio millón de años de iluminación solar, alcanzó la Tierra casi a la velocidad de la luz.

A pesar de la distancia, muchos de nuestros satélites dejaron de funcionar al instante, y las capas superiores de nuestro mundo quedaron instantáneamente ionizadas por el súbito impacto de cantidades masivas de rayos gamma.



La razón principal por el que estas dos gigantescas burbujas no se habían detectado hasta ahora es, aseguran los investigadores, la difusa "niebla de rayos gamma" que existe de forma natural a lo largo de todo el cielo y de la que resulta dificil aislar emisiones concretas.

Esa "niebla" se produce cuando partículas subatómicas, viajando a velocidades próximas a la de la luz, interactúan con los rayos luminosos o el gas interestelar dentro de nuestra galaxia (ver el vídeo bajo estas líneas).

Pero el equipo de Finkbeiner ha conseguido poner a punto un modelo capaz de distinguir y aislar fuentes concretas de rayos gamma de la "niebla de fondo" reinante. Fue así cómo localizaron las burbujas.

EL ORIGEN, UN MISTERIO
Los científicos tienen ahora ante sí la labor de averiguar cómo se formaron esas enormes estructuras. Las burbujas, aseguran, son mucho más energéticas que la "niebla de fondo" de rayos gamma de la galaxia. Y además tienen bordes muy bien definidos.

Su forma, por último, sugiere que se formaron como resultado de una gran y relativamente rápida emisión de energía cuya fuente, sin embargo, aún es un misterio.

Una de las posibles fuentes podría ser un chorro de partículas procedente del agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia. Tales chorros resultan relativamente comunes y han sido observados en muchas otras ocasiones en galaxias lejanas.

Se producen como una especie de reacción del agujero negro al absorber la materia circundante. Y aunque no existen evidencias de que en la actualidad tales chorros de partículas estén emanando del centro de nuestra galaxia, pudieron haberlo hecho en el pasado.

Las burbujas, sin embargo, también podrían haberse formado a partir de los gases sobrantes de un proceso masivo de formación estelar, algo que los astrónomos piensan que pudo suceder alrededor del centro galáctico en algún momento del pasado. Fenómenos parecidos también han sido observados otras veces en zonas muy activas de galaxias distantes.

Fuente: ABC.es

Esto no para. La noticia parece confirmar la teoría de Haramein de que los agujeros negros en realidad son “pasadizo” a otra dimensión. Nótese que la antigüedad es muy similar al ciclo maya de 25.125 años. Fuente: rafapal

Siguiendo esta línea de explicación de Finkbeiner, (por el momento la más convincente) frente a la teoría de formación residual de estrellas procedente de hace millones de años, estaríamos tal vez, ante la primera prueba de emanaciones del aether (Eter) procedente del centro de la Galaxia, algo que desde tiempos muy recientes lleva siendo objeto de estudio por parte de la radiofrecuencia cuántica diferencial.
¿Sería precísamente ese tipo de energía la que permite curvar el espacio tiempo, generando realidades supersimétricas en un flujo logarítmico coherente con la modificación de las partículas fundamentales.?

La admisión de este planteamiento desde el punto de vista científico, implica necesariamente la revisión de los conceptos clásicos de la física, toda vez que este descubrimiento implica necesariamente reforzar la teoría del Dr. Paul Laviolette, (Supergravitics), cuyas previsiones han ido cumpliéndose con el paso de los años, demostrando una vez más la solidez empírica del modelo propuesto.


Fuente: Misterios de Astrofísica.

CINCO RAZONES PARA DEJAR DE VER TELEVISIÓN

La frecuencia electromagnética de la televisión ANULA tu propia frecuencia e introduce OTRA más baja. Somos vibración disfrazada de humanos y la televisión, es vibración disfrazada de aparato electrodoméstico.
En realidad, la guerra de frecuencias es lo único que debería preocuparte en este mundo.

Tu frecuencia elevada, la que te haría entender de qué va todo esto, la que te permitiría elevarte por encima de tu situación y descubrir que eres mucho más poderoso de lo que crees, es anulada cada vez que enciendes el aparato de marras y te conviertes en un “colector” de frecuencia baja que sale del televisor; por desgracia, ni siquiera tiene el mismo destino que lo que va al contenedor de basura ya que posteriormente eres tú quien re-emite esas frecuencias-basura hacia el resto del universo y alguien más recapta tu frecuencia-basura y así sucesivamente, eternizando el baile de frecuencias-basura y contribuyendo de ese modo a destruir el planeta.

Ese debería ser el PRIMER OBJETIVO de los auténticos ecologistas o defensores de la Tierra, sacar los televisores de los salones de las casas, hacer un buen montoncito y convertir toda esa chatarra en una nave espacial que lanzáramos a un agujero negro donde fuera reconvertida en polvo de estrellas.

Ese es el mejor proyecto ecologista que se puede proponer.

CINCO RAZONES POR LAS QUE LA TELE TE ESTÁ MATANDO

1 - LA TELE EMPEORA TU SALUD

Ver la tele es un pasatiempo bastante peligroso para la salud, según sugiere el estudio.


No importa cuánto tiempo pasas en el gimnasio, cada hora frente a la tele aumenta tus probabilidades de tener un ataque al corazón, según un estudio reciente publicado en Circulation: Journal of the American Heart Association.

Los investigadores australianos estudiaron a 8.800 adultos, hombres y mujeres, durante una media de 6 años, y encontraron que cada hora que pasaban frente al televisor aumentaba el riesgo de muerte por causas variadas; un aumento de 9% en el riesgo de cáncer y 18% de aumento en riesgo de cualquier enfermedad cardiovascular.

Y eso era cierto incluso entre personas que no fumaban, estaban delgadas y tenían baja presión arterial y colesterol.

2 - LA TELE TE HACE MAS BEBEDOR
Cuando se trata del alcohol, aparentemente somos muy susceptibles a aquello que vemos en la tele, según un estudio publicado en Alcohol and Alcoholism.


Para descubriir si lo que vemos en la tele, realmente afecta a nuestros hábitos de bebida, los investigadores tomaron a 80 varones, estudiantes universitarios entre 18 y 29 años y les llevaron a un lugar de estudio similar a un bar, donde los estudiantes podían ver películas y anuncios de televisión.

Los investigadores encontraron que los hombres que miraban películas y anuncios en los que el alcohol jugaba un papel predominante, tomaban una media de 1.5 copas más que aquellos que miraban películas y anuncios en los que el alcohol jugaba un papel menos importante.

3 - LA TELE AUMENTA EL RIESGO DE EMBARAZO
Los adolescentes que ven un montón de televisión, incluyendo programas de contenido sexual tenían dos veces más probabilidades de quedarse embarazadas, según un estudio publicado en Pediatrics.


Una vez al año durante 3 años, investigadores de la Corporation Rand estudiaron a 1461 jóvenes, entre 12 y 17 años ( al comienzo del estudio) acerca de los hábitos a la hora de ver televisión y su comportamiento sexual.

Los chicos fueron preguntados si habían dejado embarazada alguna vez a una chica, y a las chicas les preguntaron si se habían quedado embarazadas alguna vez.

Para tener una idea precisa de cuánta televisión veían todos ellos, se les preguntaba cúan a menudo veían 23 programas específicos.

Otro estudio mostró que los chicos que veían dos o más horas de televisión al día comienzan a tener sexo a una edad más temprana, según un informe publicado en Archives of Pediatric and Adolescent Medicine.

Los investigadores hicieron un seguimiento de 4.808 estudiantes durante un año. Los chicos, de edades menores a 15 años, no habían tenido sexo al comienzo del estudio.

Entre los chicos con padres que desaprobaban el sexo adolescente, aquellos que veían dos o más horas de televisión al día, tenían un 72% más de probabilidades de tener sexo antes de finalizar el estudio.

Los investigadores dijeron que no se sorprendían encontrar ningún efecto de la televisión entre jóvenes con padres a los que no les importaba el sexo adolescente, dado que esos chicos tenían grandes probabilidades de tener sexo a edad temprana de cualquier forma.

4 - LA TELE DEBILITA LOS HUESOS
Las horas pasadas viendo la tele puede acarrear problemas posteriores con los huesos según un estudio publicado en Journal of Pediatrics. Antes de cumplir 25 más o menos, acumulamos hueso como si fuera una especie de cuenta de ahorro.


Cuanto más hueso construímos cuando somos jóvenes, menos posibilidades tenemos de desarrollar enfermedades como la osteoporosis.

Para ver si la tele puede tener impacto en el crecimiento de los huesos de los niños, se hizo un seguimieto de 214 niños de 3 a 4 años.

Se controlaba la altura y peso de los niños cada cuatro meses, junto con sus niveles de actividad. En cada chequeo, los padres fueron preguntados sobre los hábitos de televisión de los niños.

Los niños que veían más televisión, tenían un menor crecimiento óseo, independientemente de cuan activos fueran en otros momentos.

5 - LA TELE TE HACE OCUPARTE MENOS DE LOS DEMÁS
Un estudio reciente, publicado en Child Development, encontró que cuando ven televisión, incluso si la tienes en un segundo plano, encendida, mientras haces otra cosa, los padres interactúan menos con sus hijos.


Para saber más acerca de los efectos de la televisión, los investigadores observaron a 51 niños acompañados por uno de sus padres a un centro de estudio universitario.

Se observaba a padres y niños durante hora y media sin televisión y después durante media hora con la tele encendida con un programa de adultos en televisión.

Cuando la tele estaba encendida, los padres pasaban 20% de tiempo menos con sus hijos. Y cuando prestaban atención a sus hijos, la calidad de la interacción era menor.

Con un programa de televisión de fondo, los padres eran menos activos, atentos y responsables de sus retoños.

Fuente: Trinity a Tierra