Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

sábado, 21 de mayo de 2011

¿Había alguna vez otra forma de vida en la tierra?

Los datos recibidos desde el satélite de Saturno, Titán, apoyan la hipótetis que sostiene que en la Tierra inicialmente podría haber existido una forma de vida distinta de la nuestra, que estaría basada en el hidrógeno y compuestos de metales.


Así lo cree el director del Instituto Geológico de la Academia de Ciencias de Rusia, el académico Mijaíl Fedonkin.

Según el autor de esta hipótesis, antes de que hubiera finalizado la formación de la Tierra, nuestro planeta habría sido un cuerpo celeste con un aspecto y condiciones naturales muy distintas a las actuales.

Así, el océano primitivo no contenía agua, sino que era un ambiente caliente de hidrógeno con metales disueltos.

Una situación parecida actualmente se observa en Titán, el satélite natural más grande de Saturno, opina el científico.

Se trata de un cuerpo de 5152 kilómetros de diámetro, por su tamaño dos veces superior a la Luna, por eso su gravedad le permite formar una atmósfera.

La atmósfera de Titán está compuesta del nitrógeno, metano, hidrógeno y gases inertes, pero lo demás es similar a la Tierra: se observan una espesa niebla, nubes e incluso lluvias, pero de metano líquido, y la superficie del satélite saturniano tiene ríos y lagos de hasta un kilómetro de profundidad.

Los datos que proporcionó la sonda Cassini de la NASA el año pasado permitieron a los especialistas estadounidenses concluir que en Titán hay vida.

“Hemos supuesto que el consumo de hidrógeno —un gas que podría servir de base para la vida en Titán— es similar al consumo de oxígeno en la Tierra”, dijo el astrobiólogo de un centro investigador subsidiario de la NASA, Chris McKay. El experto no excluyó que se tratara de “otra forma de vida, independiente de la vida terrestre basada en agua”.

Los investigadores llegaron a esta conclusión al no encontrar acetileno sobre la superficie de la luna saturniana.

El acetileno y el hidrógeno aparece en la descomposición del metano, abundante en la atmósfera de Titán, por la luz ultravioleta. Parece que el acetileno desaparece por algún mecanismo desconocido y ese mecanismo podría ser el consumo del gas por parte de algunos organismos que producen metano, respiran con hidrógeno y consumen el acetileno.

Según el académico Fedonkin, incluso los seres vivos terrestres contemporáneos muestran aún algunos rasgos de aquella forma de vida que supuestamente hoy en día está presente en Titán.

Todavía los fermentos de las estructuras biológicas de muchos organismos los integran grupos ('clusters') de metales. Y el hidrógeno molecular lo utilizan como fuente de energía varios tipos de organismos monocelulares.

El metabolismo a base de hidrógeno predomina en los microorganismos que habitan en fuentes calientes. El científico sostienen que la misma aparición de la vida a base de carbono es la consecuencia de la vida “hidrogénica”.

Los supuestos organismos parecidos a los que presuntamente habitan Titán, extraían el hidrógeno de la atmósfera, provocando las reacciones químicas en las cuales se iba formando el agua y se liberaban los metales de los compuestos.

De esa manera estos organismos terminaron modificando el ambiente y, a su vez, se adaptaron a los cambios.

El geólogo explica que los mayores yacimientos de hierro, magnesio, uranio, oro, cobre y otros metales se remontan a las épocas cuando las primeras células vivas “se comían” el hidrógeno de los compuestos, y el desarrollo de los organismos celulares se puede entender como la reacción a los cambios del ambiente.

Entonces, al estudiar lo que pasa en Titán, se podría conocer mejor el pasado más remoto de la vida terrestre. Sin embargo, varios científicos se muestran escépticos hacia esta hipótesis.

Como comenta el colaborador jefe del Instituto de Estudios Cósmicos de la Academia de Ciencias de Rusia, Alexánder Rodin, que en el satélite de Saturno haya complejos procesos químicos orgánicos no significa que allí haya vida.

Y las condiciones en la superficie de esta luna más bien sugieren que no son aptas para ningún tipo de vida.

El científico explica que en Titán no hay agua en estado líquido, la temperatura allí es de 183 grados centígrados bajo cero (la temperatura del nitrógeno líquido) y el metano y el nitrógeno abundan en la atmósfera y participan en las reacciones químicas, pero estos compuestos son abiogénicos, es decir, inertes, razones que apoyan la teoría de que es poco probable la vida en Titán.

Fuente: RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada