Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

jueves, 16 de diciembre de 2010

DISFRUTA - Osho

No poseas, no te vuelvas un poseedor de personas ni de cosas; úsalas simplemente como un don del universo... y cuando están disponibles, úsalas; cuando no están disponibles, disfruta la libertad.

Cuando tengas algo, disfrútalo; cuando no lo tengas, disfruta no teniéndolo: esto también tiene su propia belleza...

Si tienes un palacio donde vivir ¡disfrútalo!; si no lo tienes disfruta una choza y la choza se vuelve un palacio.

Es el disfrutar lo que marca la diferencia. Entonces, vive bajo un árbol y disfrútalo...

No te pierdas el árbol y las flores. Y la libertad y los pájaros y el aire y el sol.

Y cuando estés en un palacio, no te lo pierdas...

Disfruta el mármol y los candelabros.

Disfruta allí donde estés y no poseas nada.

Nada nos pertenece.

Venimos al mundo con la manos vacías y nos vamos del mundo con la manos vacías.

El mundo es un don, asi que disfrútalo mientras estés allí.

Y recuerda, el universo siempre, siempre te da lo que necesitas.

COMO CAMBIA EL CEREBRO CON LA MEDITACIÓN

¿La gente puede fortalecer los circuitos cerebrales asociados con la felicidad y el comportamiento positivo, de la misma forma que podemos fortalecer nuestros músculos con ejercicio?
Richard Davidson, quien durante décadas ha practicado la meditación budista, una forma de ejercicio mental, insiste en que podemos.
Y Davidson, quien ha meditado desde que visitó India cuando se graduó de Harvard en los años 70, está convencido de esto, más allá de su propia experiencia.

Como psicólogo en la Universidad de Wisconsin, se volvió líder de un campo relativamente nuevo, llamado neurociencia contemplativa, la ciencia que estudia los efectos de la meditación en el cerebro.

Durante la última década, Davidson y sus colegas han producido evidencia científica para la teoría de que la meditación —la antigua práctica oriental de sentarse concentrándose en ciertos objetos— puede mejorar al cerebro.

"Todos sabemos que si realizamos cierto tipo de ejercicios de forma regular podemos fortalecer grupos musculares de forma predecible", dijo Davidson, en su oficina en la Universidad de Wisconsin, donde su equipo de investigación ha estudiado a monjes budistas y a otros meditadores con tomografías cerebrales.

"Fortalecer los sistemas neurales no es fundamentalmente distinto", dijo. "Básicamente remplaza ciertos hábitos mentales por otros". Los neurocientíficos que estudian la meditación dicen que obtener este hábito puede fortalecer los circuitos cerebrales responsables de mantener la concentración y de generar empatía.

Un estudio reciente realizado por el equipo de Davidson descubrió que los meditadores novatos estimularon sus sistemas límbicos, la red emocional del cerebro, durante la práctica de meditación de compasión, una antigua práctica del budismo tibetano.

Esa no es una gran sorpresa, dado que la meditación de compasión pretende generar un estado emocional específico de empatía intensa, en ocasiones llamado "de amor y bondad".

Pero el estudio también descubrió que los meditadores expertos (monjes con más de 10,000 horas de práctica) mostraron una actividad significativamente mayor de su sistema límbico. Los monjes parecían haber cambiado permanentemente sus cerebros para ser más empáticos.

Un estudio previo realizado por algunos de los mismos investigadores descubrió que los meditadores comprometidos experimentaban cambios sustanciales en las funciones base del cerebro, es decir, habían modificado la forma en la que sus cerebros funcionaban incluso fuera de la meditación.

Estos cambios incluían la activación acelerada de la región anterior izquierda cerebral que, se cree, es responsable de generar las emociones positivas. Los investigadores descubrieron la transformación en novatos que se inscribieron a un curso de ocho semanas de meditación de conciencia plena, una técnica budista.

Pero la mayoría de las investigaciones cerebrales en torno a la meditación siguen siendo preliminares, y esperan ser corroboradas por otros científicos. Los beneficios psicológicos de la meditación y su uso en tratamientos para condiciones tan diversas como depresión y dolor crónico son más reconocidos.

La ciencia cerebral seria en torno a la meditación surgió apenas en la última década, desde que las resonancias magnéticas permiten a los científicos observar el cerebro y monitorear los cambios en tiempo relativamente real.

A principios de los 90, un investigador de la Universidad de Pensilvania, Andrew Newberg, dijo que los escaneos cerebrales de los meditadores con experiencia mostraban que la corteza prefrontal, la zona del cerebro que alberga la atención, tenía un mayor desempeño durante la meditación, mientras que la región cerebral que se concentra en la orientación de tiempo y espacio, llamada lóbulo parietal superior, se oscurecía.

Newberg dijo que sus hallazgos explican por qué los meditadores son capaces de concentrarse intensamente al mismo tiempo que describen sentimientos de trascendencia durante esa práctica.


LOS EFECTOS DE LA MEDITACIÓN EN EL CEREBRO Y SU FUTURO

La neurociencia que estudia la meditación ganó más credibilidad en la comunidad científica desde sus primeros escaneos.

Una señal de esto es el aumento del financiamiento del conjunto de Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, que ayudaron a establecer nuevos centros de investigación científica contemplativa en las universidades de Stanford, Emory y Wisconsin, donde se está construyendo el primer laboratorio con una sala de meditación para imagenología cerebral.

El NIH no pudo ofrecer cifras sobre las cantidades que dona a investigaciones sobre meditación, pero las subvenciones sobre medicina complementaria y alternativa, que incluyen varios estudios sobre meditación, aumentaron de 300 millones de dólares en 2007 a aproximadamente 541 millones de dólares en 2011.

"Las investigaciones originales realizadas por gente como Davidson en la década de 1990 lucían intrigantes, pero tomó tiempo para que fueran convincentes con respecto al hecho de que los procesos del cerebro realmente cambian durante la meditación", dijo Josephine Briggs, directora del Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de los NIH.

En un estudio realizado en 2007, Davidson comparó las capacidades de atención de los meditadores novatos con las de los expertos en la tradición budista tibetana. Los participantes en ambos grupos debieron practicar la meditación de atención en un punto fijo en una pantalla mientras los investigadores realizaban resonancias magnéticas de sus cerebros.

Para retar las capacidades de atención de los participantes, los científicos interrumpían su meditación con sonidos que los distraían. Los escaneos cerebrales descubrieron que tanto los meditadores novatos como los experimentados activaban una red de regiones cerebrales relacionadas con la atención durante la meditación, pero los meditadores experimentados mostraron más activación en algunas de las regiones.

Los meditadores sin experiencia mostraron un aumento en la activación de regiones cerebrales que han mostrado una correlación negativa con el mantenimiento de la atención. Los meditadores experimentados fueron más capaces de activar sus redes de atención para mantener la concentración en el punto. El estudio sugirió habían cambiado la estructura de sus cerebros.

Los escaneos de resonancia magnética funcional (fMRI) mostraron que los meditadores experimentados tenían una respuesta neural menor a los ruidos de distracción que interrumpían la meditación. De hecho, mientras más horas de experiencia tuviera el meditador, menos activas fueron sus redes emocionales durante los sonidos de distracción, según los escaneos; esto quiere decir que la concentración se les facilitaba más.

Recientemente, la neurociencia que estudia la meditación se ha concentrado en la meditación de compasión, que involucra la generación de empatía por medio de la concentración, sin relacionarlo con otros objetos. Los practicantes la llaman meditación de compasión sin referencia.

El nuevo interés neurocientífico en esta práctica proviene, sobre todo, de la petición del dalái lama, el líder político y espiritual de los budistas tibetanos, para quien la meditación de compasión es una tradición deteriorada por el tiempo.

El dalái lama organizó el viaje de monjes tibetanos a universidades estadounidenses para que fueran estudiados mediante escaneos, y habló en la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia, la reunión más grande entre científicos que estudian el cerebro.

El dalái lama dijo que apoya a la neurociencia que estudia la meditación, aunque los científicos eliminen los orígenes budistas de la meditación, tratándola simplemente como un ejercicio mental que prácticamente cualquiera puede hacer.

"Este no es un proyecto religioso", dijo Davidson. "La meditación es una actividad mental que puede ser comprendida en términos seculares”.

Aún así, el naciente campo enfrenta retos. Los científicos han escaneado apenas unos cientos de cerebros para estudiar la meditación, una muestra de estudio muy reducida.

"Hay una serie de graduados de doctorado que descubrieron un valor personal en la meditación y se inspiraron para estudiarla científicamente", dijo Davidson. "Son personas de las mejores universidades y quieren hacer una carrera con esto".

Agregó que, en 10 años, "veremos cómo la investigación sobre la meditación se vuelve parte de la corriente dominante".

Fuente: CNN México

Los puntos débiles de WikiLeaks

Durante el fin de semana uno de mis artículos ha originado en la revista electrónica Izaronews un hilo de comentarios que para los tiempos que corren podemos considerar caudaloso.

En vez de reproducir el artículo en esta bitácora, como suele ser mi costumbre, prefiero centrarme en la respuesta que dí a uno de mis amables comentaristas enumerando defectos en WikiLeaks, que pasan desapercibidos en un debate caracterizado por la polarización extrema entre partidarios y detractores de Julian Assange.

En algunos medios he recibido insultos por criticar al polémico portavoz de la plataforma de revelaciones.

Mi opinión es que, pese a las deficiencias del personaje, WikiLeaks tiene un gran valor en la lucha por los derechos civiles. No solo eso, también hace una aportación muy positiva a la forma de escribir la historia.

En 1918 los soviets, triunfantes en Rusia, hicieron públicos todos los protocolos diplomáticos de la monarquía zarista, y el mundo descubrió que, pese a la luz eléctrica y el cine, aun se encontraba gobernado por políticos del siglo XIX.

El CableGate de WikiLeaks nos revela que el mundo del siglo XXI continúa estando en manos de la paranoica y casposa diplomacia de la Guerra Fría.

WikiLeaks, como todo producto semielaborado, también tiene vicios, y con la intención no de llevar la contraria, sino de complementar el debate, quisiera hacer una breve lista de los mismos. No piensen que soy tan buen analista de riesgos. La relación está extraida de la revista alemana Chip:

Neutralidad: hasta 2008 WikiLeaks mostraba una actitud de neutralidad casi completa. Fue a partir de este momento cuando Assange determinó que había que conceder prioridad a las informaciones con mayor potencial de repercusión mediática. En la actualidad resulta imposible diferenciar WikiLeaks de cualquier otro tabloide sensacionalista.

Fuentes: obviamente WikiLeaks se ve obligado a proteger su anonimato. Pero, ¿existe una clasificación de fuentes? ¿Cómo sabemos que los informantes no siguen sus propias agendas ocultas y filtran solamente lo que a ellos les interesa.

Financiación: WL necesita alrededor de 500.000 euros al año para mantener su actividad. Este dinero procede de donaciones voluntarias. Pero también ha habido intereses particulares que han pagado por revelar informaciones.

WL como One Man Show: la plataforma está compuesta por 800 personas. Sin embargo solo vemos a Julian Assange y a los dos o tres que se han marchado para poner en marcha sus propios sitios de revelaciones. No se sabe quién decide qué documentos, en qué momento y tras cuáles operaciones de edición y tratamiento de texto se han de publicar.

Gestión de errores: WL publicó informaciones equivocadas sobre presunto falseamiento de datos por parte de científicos que investigaban el calentamiento global. Como resultado de esto la reputación de los mismos se vio seriamente comprometida. WL no ha rectificado.

Julian Assange: el hombre tras WL es el punto más débil de la organización. Tras los rocambolescos sucesos de Suecia, y a falta de explicaciones convincentes y diáfanas, el líder ahora intenta protegerse detrás de la plataforma, lo cual no contribuye precisamente al fortalecimiento moral de la causa.

Disidentes y secuaces: Daniel Domscheit-Berg era portavoz y ahora está fuera. Se sabe muy poco no obstante de otros que bien luchan al lado de Assange o se han peleado con él debido al carácter vanidoso y autoritario del australiano.

Contradicciones: los ataques contra los sitios a menudo resultaron ser accesos masivos. No hay una línea estratégica bien definida, sino que cada poco tiempo se está reinterpretando la misión del sitio. Algunas revelaciones exigen un grado de credibilidad más alto que el que el propio portal se ha ganado por sus propios méritos.

Seguridad de los informadores: algunos de ellos no han podido sustraerse a las represalias al haber quedado vulnerado su anonimato. Como consecuencia de ello: carreras hundidas, gente en la cárcel y cosas peores.

Transparencia: WL no se limita a divulgar sin más lo que recibe. Al margen de las necesarias medidas de precaución para proteger a las fuentes, los textos son sometidos a un trabajo de edición y comentario con arreglo a criterios que no se conocen.

Ninguna cadena es más fuerte que el más débil de sus eslabones.

Un punto esencial en la argumentación de quienes defienden la figura de Julian Assange reside en que la moral de cada uno es asunto propio y no tiene que ver con su actividad pública. En realidad no resulta tan sencillo.

La incompetencia moral se puede tolerar en un artista. En un hombre de negocios o un trabajador no tanto -nadie protesta contra esos empresarios que husmean en las redes sociales a la caza de deslices de sus empleados-, pero en el abanderado de una causa de interés público jamás.

Esto no solo tiene que ver con los valores, sino también con la eficacia de las organizaciones, y en último grado con la diferencia entre victoria y derrota.

Imaginen que el Mahatma Ghandi hubiera sido adicto al opio, o que fueran ciertas esas historias según las cuáles al Dr. Martin Luther King le gustaba llevarse las mujeres a la cama de dos en dos.

La historia de la lucha por los derechos civiles habría sido distinta, y como resultado de ello, aunque parezca contradictorio, ahora viviríamos en un mundo más conservador y menos tolerante.

Asi que antes de dejarnos arrastrar por el papanatismo general, pensemos un momento en todo lo anterior y apliquémoslo al caso del controvertido chingueta australiano.

Fuente: Write Only Mode

Nikola Tesla y la Noosfera

Si hay alguien en nuestra historia aparte de Teilhard de Chardin íntimamente relacionado con la Noosfera, ese es el señor Nikola Tesla.
El gran ingeniero mecánico y electrónico nacido en el Imperio Astrohúngaro, inventor de múltiples sistemas como la transmisión inalámbrica, la corriente alterna, los rayos X o la radio, publicaba en 1905 un artículo en la revista Electrical World & Engineer en el que evidentemente se refería a la Noosfera.

El título lo sugiere: “La Transmisión de Energía Eléctrica sin Cables como Vía para la Paz”. De ese artículo me gustaría reproducir algunas de sus frases:

“-…Estamos empezando a pensar cósmicamente…parece que El Creador ha diseñado un planeta eléctrico para permitirnos alcanzar maravillas, que antes de mi descubrimiento no podrían haber sido imaginadas ni por la mente más atrevida…”

Otra frase de Tesla que habla de la Noosfera: “No es más que cuestión de tiempo que los hombres tengan éxito en sincronizar su maquinaria con los engranajes mismos de la naturaleza.”

El momento en el que las máquinas se conectasen a la naturaleza, sería el momento de colapso del estado biosfera.

Esta etapa, según algunos investigadores es la tecnosfera, es decir las redes formadas por Internet, la telefonía móvil, el fax y otros tipos de redes de comunicación.

La Tecnosfera, sería la atapa previa al advenimiento de la Noosfera.

Tesla es considerado un genio, un adelantado a su tiempo y como todo vanguardista, ha recibido muchos palos. La Torre Wardenclyffe, (actualmente propiedad de AFGA y en venta) fue construida por Tesla con la financiación del banquero J.P. Morgan, y el propósito era captar energía de la Tierra y redistribuirla gratuitamente a todo el mundo.

Morgan le pide silencio y discreción en una carta, ya que su inversión competía con las de varios de sus propios clientes que apostaban por la energía con cables.

Tesla desafiaba las inversiones de los monopolios energéticos de la época: los banqueros norteamericanos contemporáneos invertían grandes sumas en las minas de cobre para los cableados eléctricos y sus hallazgos en el campo de la transmisión inalámbrica representaban un peligro para sus inversiones.

Finalmente Morgan le quitó apoyo financiero ya que no representaría ganancias para su negocio el hecho que los hogares y los edificios de todo el mundo pudiesen obtener energía gratuita, y la torre que la distribuiría quedó inactiva.

15 años después, Marconi realizaría la primera transmisión inalámbrica a través del Atlántico llevándose todos los honores.

Pero fue Tesla quien había desarrollado la tecnología y que no pudo ponerla en práctica por el abandono de crédito al que lo sometió Morgan colocándolo en la lista negra de las entidades financieras de Estados Unidos.

Muchos intentaron desacreditarlo, apoyándose en las supuestas enfermedades psíquicas que padecía. Sin embargo, cuando leo su biografía, me doy cuenta que si bien podría haber sufrido de estrés por su posición destacada en la sociedad de la época, la mayoría de los síntomas pertenecen a un ser noosférico.

Tesla experimentaba alucinaciones y su aparato perceptual era extremadamente sensible. Sufría dolores ante sonidos estridentes o al ver colores muy brillantes y tenía episodios en los que entraba en trance y creía comunicarse con seres a distancia.

De hecho entre sus investigaciones se encontraron proyectos para comunicarse con seres de otros planetas.

Hablaba seis idiomas fluidamente. Tenía percepciones sinéstetas, ya que decía ver con toda claridad imágenes de colores cuando escuchaba el sonido de las palabras.

Soñaba con la transmisión inalámbrica de imágenes y sonido, y con la televisión muchos años antes de que fuese inventada.

Murió a los 86 años, solo en una habitación de hotel, y en la pobreza. A su funeral concurrieron grandes figuras de las ciencias y la política.

Luego de su muerte, el gobierno estadounidense envió al FBI a requisar todos sus escritos y materiales de investigación que servirían posiblemente para proyectos como el HAARP o el control social a través de ondas electromagnéticas.

Fuente: Bianca Atwel

Nikola Tesla - El Mago Olvidado (Historia de Nikola Tesla)