Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

jueves, 10 de marzo de 2011

La energia de nuestro cuerpo está cambiando - Kiesha Crowther / Pequeña abuela

La energia de nuestro cuerpo está cambiando y los malestares NO son sinónimo de enfermedad.

Publicamos este video porque queremos informar que nuestros cuerpos están cambiando con las nuevas energías que están ingresando desde hace un tiempo a nuestro planeta.

Estamos en medio de un gran y hermoso cambio y ese cambio provoca en muchos casos síntomas de malestares.

Lo que queremos dejar en claro es que no necesariamente tenemos que interpretar esos malestares como enfermedades.

Esperamos que no caigan en el pánico fomentado por los médicos y ni hablar la farmafia, que usa el miedo a los dolores, malestares o enfermedades con tal de taparnos con tóxicos que sólo dañan nuestros cuerpos.

Kiesha Crowther es la llamada “Pequeña Abuela”, una guardiana de la sabiduría antigüa. Escuchemos lo que tiene para decirnos al respecto.


Kiesha Crowther, también conocida como “Pequeña Abuela”, fue iniciada como chamana a la edad de 30 años por la tribu de su madre (Sioux/Salish) ha sido reconocida por el Consejo Continental de Mayores Indígenas como “Protectora de la Sabiduría de Norte América”, responsable de guiar a la “Tribu de Muchos Colores” (Tribe of Many Colors).

Hija de padre blanco y madre Sioux/Salish, creció en una pequeña comunidad agrícola en el Sur de Colorado, de niña pasó largos periodos de tiempo sola en la naturaleza e inconsciente de que había sido identificada desde muy joven por los ancianos de la tribu para ser Chamana.

Su joven vida fue marcada por muchas experiencias inusuales y habilidades que ella no comprendía. Recibió aprendizaje de sus ancestros, de sus abuelas del pasado, de Seres de Luz que se le presentaban y de la propia Madre Tierra; y se la conoció por su habilidad de sentir y comunicarse con los animales y de ver y trabajar con energías sanadoras.

Desde que fue iniciada en su camino como “Chamán y Protectora de Sabiduría”, comenzó a compartir profecías y enseñanzas, así como a conducir ceremonias sagradas. Keisha crecio con un amor tan profundo y rotundo hacia el medio silvestre, “Pequeña Abuela” -como fue llamada una vez que se convirtió en Chamán de su Tribu- llegó a alcanzar una licenciatura en Ciencias Naturales y ha trabajado como especialista en vida silvestre durante muchos años.

También estableció una organización sin fines de lucro llamada la “Vida Silvestre en Peligro de Extinción” (SLV), Centro de Rescate para asegurar un refugio seguro y entorno de protección de los animales que necesitan rescate de cualquier negligencia o perjuicio, mediante la protección, el ahorro, la rehabilitación y conservación de la fauna silvestre.

Fuente: Detenganlavacuna

Marte fue sacudido por una enorme explosión atómica sugiere un estudio

El astrofísico John Brandenburg, presenta hoy un artículo en la 42 Conferencia de Ciencias Lunares y Planetarias de Houston, Texas.
El artículo sugiere que existen evidencias que muestran que hace aproximadamente 180 millones de años el planeta Marte fue devastado por una enorme explosión nuclear natural.
En la imagen la región de Mare Acidalium y sus concentraciones de torio y potasio
Este acontecimiento llenó la atmósfera con radioisótopos, además de irradiar el suelo y la atmósfera con neutrones, y esparcir así una capa de material radioactivo sobre la superficie de Marte.

El análisis de Brandenburg estima que la fuerza de la explosión fue mayor que la explosión de una bomba de 1 millón de megatones (muy superior a todo el arsenal nuclear actual en la Tierra).

Esta explosión creó una zona de alta radioactividad con centro en la parte norte de Mare Acidalium a aproximadamente 55º Norte y 15º Oeste.

Según el estudio esta explosión pudo deberse a una inestabilidad en un gran reactor nuclear natural, similar al que se encuentra en Oklo (Africa).

Los reactores nucleares naturales se han formado y funcionan en la Tierra, por tanto, no existen razones para pensar que no lo pudieran hacer en Marte.

Las condiciones en Marte como la carencia de tectónica de placas o la cercanía al cinturón de asteroides, pueden haber favorecido este tipo de sucesos en mayor escala y duración que en la Tierra.

Los cambios en la distribución del agua subterránea, debidos a cambios climáticos o a la disminución del calor geotérmico, pueden haber desencadenado este proceso.

El surgimiento de un reactor nuclear natural puede explicar algunos desconcertantes aspectos en los datos de Marte, como la superabundancia de potasio y torio en la superficie, así como del gran inventario de isótopos radiogénicos de la atmósfera de Marte.

Fuente: Odisea Cósmica

Por qué los medios masivos mienten y los medios alternativos se confunden

Los medios de comunicación masivos, es algo conocido, son parte de la estrategia de guerra.
Desde que la política se transformó en guerra por otros medios –cambiemos el aforismo "clausewitzchiano"- dejaron de existir los medios de información.
Los medios masivos son corporaciones –grupos de empresas interconectados y especializados- de modo que no es posible que sigamos tratándolos como “cuarto poder”, “expresión de la opinión pública”, “guardianes de la democracia” etc. son, el poder, en uno de sus múltiples rostros.

Decir que los medios tienen dueños es una obviedad pero dejar de explicitarla es el riesgo de naturalizar su esencia hasta hacerla desaparecer.

Los medios masivos son corporaciones –grupos de empresas interconectados y especializados- de modo que no es posible que sigamos tratándolos como “cuarto poder”, “expresión de la opinión pública”, “guardianes de la democracia” etc. son, el poder, en uno de sus múltiples rostros.

Decir que los medios tienen dueños es una obviedad pero dejar de explicitarla es el riesgo de naturalizar su esencia hasta hacerla desaparecer.


Los medios son sujetos políticos, no son servidores de la política. Por eso es ingenuo pensar que alguna vez informarán de lo que realmente se cuece en la esfera política.

Ellos son la parte de la política que se encarga de nuestras mentes.

Desde que en los sistemas contemporáneos está mal visto el uso de la coacción y cada ciudadano puede decir lo que quiera se hace imprescindible que diga lo correcto.

“La propaganda moderna es el intento consecuente y duradero de crear o dar forma a los acontecimientos con el objetivo de influir sobre las relaciones del público con una empresa, idea o grupo” dijo el publicista Bernays (sobrino de S. Freud).

Los medios masivos nunca están con los pueblos, los observan, los miran…, a veces con extrañeza, a veces con paternalismo, otras con preocupación.

Cuando pueden, se las ingenian para mandar de vuelta los mensajes que gritan los pueblos y no pueden callar, los pasteurizan y esterilizan para el consumo de un público al que se protege de posibles contaminaciones.

El factor tiempo juega al principio a favor de los pueblos pero solo en el corto, muy corto plazo: “ha estallado la revolución en el mundo árabe”, “el dictador ha huido”, dicen los noticieros por la mañana; “la revuelta ha triunfado”, “es hora de organizar la transición”, dicen por la noche.

Se liman las palabras y se recompone el orden discursivo. Las consignas de los pueblos son traducidas para los espectadores ávidos de información.

En el nuevo orden lingüístico, los pueblos siempre tienen razón, por supuesto, pero parte de esa razón ha sido suprimida. Los medios masivos nunca mienten, de vez en cuando reconocen equivocarse, pero siempre cuentan parte de la verdad. La verdad adecuada.

No todas las verdades son adecuadas ni convenientes, por eso, el tiempo post-acontecimiento es fundamental para seleccionar la verdad conveniente. Manejar el tiempo es manejar la memoria.

Al igual que hacen los prestidigitadores los medios masivos necesitan desviar la atención, que no se vea el truco, rapidez para cambiar la paloma por la liebre, o al contrario.

Donde había un presidente pongamos un dictador, donde había fundamentalistas pongamos pueblo y donde ya hay pueblo pongamos al ciudadano.
Los medios alternativos son diferentes. A veces se equivocan, es verdad, pero las buenas intenciones les salvan del infierno de los malvados.

Tienen otros pecados: aspiran a ser medios masivos. Aparentemente no puede haber mal en ello. Buscan espacio donde no hay espacio y para encontrarlo buscan la diferencia.

¿En qué consiste la diferencia?

El problema es que ellos tampoco tienen tiempo, aunque sí creen tener la misma urgencia, tienen todavía menos tiempo que los medios masivos porque no son empresas y no dependen del dinero, no producen mercancías.

Los periodistas alternativos son libres porque realmente no son periodistas, pero están atados por los trabajos que les dan de comer y que les quitan tiempo para informar. Algunos resuelven la paradoja profesionalizándose en el mercado de las informaciones alternativas.

Los medios masivos son propietarios del tiempo de la información. Si los medios alternativos pretenden competir en este terreno pierden eficacia en el campo de la vida. Éstos necesitan encontrar sus tiempos para evitar el riesgo de crear mercancías.

Tienen, sin embargo, una ventaja cualitativa, ellos están a pie de calle, son parte del pueblo, si se trata de hablar del pueblo nadie más próximo que ellos. Esta proximidad les lleva a cierta confusión, confunden lo que hacen con lo que son.

Los medios alternativos: ¿median o son? Se confunden con el pueblo y creen ser pueblo. Cuando ese pueblo no está aún articulado, cuando no logra, todavía, desplegar sus canales de interlocución, cuando la revolución está en marcha…

los medios alternativos, en su legítimo deseo de ayudar a los procesos, pueden convertirse en creadores de ilusión y confundir sus deseos con “la voz del pueblo”. Moralmente son intachables, políticamente son inocuos.

Los medios alternativos dan consejos a los políticos, lástima que el poder no necesite consejos y que los gobiernos afines no sean tan libres como los medios alternativos para prescindir de sus compromisos de gobierno u obviar los riesgos para sus propios pueblos.

Los medios alternativos, para ser sujetos políticos tendrían que ser organizaciones y/o estar al servicio de organizaciones. Cuesta creer que de forma natural sean órganos de la masa dispersa y espontánea.

Orientarse en la complejidad de lo real no es fácil y si no se llega a tiempo…. ¿de qué?, y si no se toma posición… ¿qué? Los pueblos tienen otros tiempos y les lleva su tiempo hacer la revolución.

Los medios alternativos no definen el campo de batalla. Dan la batalla en un campo predefinido.

Su prestigio y capacidad transformadora pasa por el compromiso con los pueblos y sus organizaciones, pasa por ir convirtiéndose en una parte más e indivisible de los pueblos en lucha, capaces de definir estrategias, romper con las lógicas de los medios masivos, marcarse sus propios tiempos y definir con responsabilidad el campo de batalla, hacer política y ser, en definitiva, políticamente alternativos.

Fuente: Corleone77

Nueva llamarada solar tipo X

El 09 de marzo terminó con una poderosa llamarada solar.
Los satélites en órbita sobre la tierra han detectado una explosión de clase X1.5 de la mancha solar gigante en torno a 2.323 UT 1166.

Una película del Observatorio Solar de la NASA de Dinámica muestra un destello brillante de la radiación UV, más un poco de material que se lanzó fuera del lugar de la explosión.

Un primer vistazo a las imágenes coronógrafo de la nave STEREO-B de la NASA sugieren que la explosión se impulsará una eyección de masa coronal (CME) hacia la Tierra.

Después de cuatro años sin ningún tipo de bengalas-X, el sol ha producido dos de las explosiones de gran alcance en menos de un mes: 15 de febrero y 9 de marzo.

Esto continúa la reciente tendencia de aumento de la actividad solar, y pone de manifiesto que el Ciclo Solar número 24 se está calentando.

Pronosticadores de NOAA estiman una probabilidad del 5% de más llamaradas X durante las próximas 24 horas.

AGUJEROS DE LA CORONA: 10 y 11 de Marzo

Una corriente de viento solar fluye por el agujero coronal indicado es probable que el campo magnético del cepillo llegue a la Tierra alrededor del 13 de marzo.

Fuente: SpaceWeather