Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

jueves, 21 de abril de 2011

Ballenas jorobadas podrían estar usando las estrellas para navegar

Las ballenas jorobadas recorren enormes distancias en línea recta como si tuvieran un GPS, de forma que deja perplejos a los científicos; es posible que estas ballenas sean una especie de astrónomos naturales del océano.
Como si fueran expertos astrónomos, las ballenas jorobadas navegan enormes distancias por el mar con un asombroso sentido de la ubicación.

Un proyecto que rastreó ballenas jorobadas por ocho años a través de señales satelitales encontró que estos mamíferos recorren caminos en línea recta por largos periódos de forma inverosímil (el ser humano, por ejemplo, no logra caminar en línea recta).
Los resultados sugieren que las ballenas jorobadas usan una compeja combinación de mecanismos de migración, incluyendo la posición del sol, el magnetismo de la Tierra y hasta mapas astrales para guíar sus viajes de más de 16 mil kilometros.

“Las ballenas jorobadas recorren unas de las aguas más turbulentas del mundo, y sin embargo se mantienen en línea recta.

Se están orientando con algo que está fuera de ellas, no con algo interno”, dijo el científico Travis Hortorn de la Universidad de Canterbury, quien colocó etiquetas geosatelitales en 16 ballenas.

Las ballenas jorobadas se alimentan en verano cerca de océanos polares y migran a aguas tropicales en invierno donde se reproducen y tienen a sus crías. Un viaje solo de ida puede significar 8000 km, lo que hace a estos cetáceos uno de los animales que más distancia recorre en su migración.

La investigación descubrió que a pesar de las corrientes, tormentas y otras distracciones, las ballenas jorobadas nunca se desvíaron más de 5 grados de su curso migratorio. En la mitad de los segmentos mapeados, las ballenas se desvíaron menos de un grado.

El magnetismo de la Tierra varía demasiado para explicar los cursos de flecha de las ballenas, y la navegación solar requiere de marcos de referencia que el mar no provee. “Un mar abierto es un horizonte interminable de azul”, dice Horton.

Horton cree que de alguna manera las ballenas son capaces de procesar una combinación de información que incluye al sol y al magnetismo de la Tierra pero que probablemente incorpora la posición de la luna y de las estrellas, aunque no queda claro como estarían estas astroballenas percibiendo estas posiciones celestes.

Un cuarto mecanismo se ha sugerido: canciones de larga distancia que forman una especie de carretera de comunicación submarina que permite coordinar los movimientos de las balllenas.

Aunque esto podría ser parte del sistema, no explicaría depor si solo cómo en un inicio una ballena individual es capaz de mantener una línea recta.

De manera anecdótica, existe entre la cultura new age la creencia de que las almas de las ballenas provienen de las estrellas.

Aunque esto sea solamente una licencia poética, tal vez las ballenas recorren los mares de la Tierras guíados por su memoria cósmica del mapa de las estrellas, introyectando los astros, con un profundo entendimiento de que el universo es un espejo -el cielo es el mar- “como arriba, es abajo”.

¿Es posible que las ballenas no necesiten ver las estrellas para navegar, ya que las tienen adentro?

Otro estudio científico mostró que el canto de las ballenas se produce a la misma longitud de onda que los neutrinos que emiten las estrellas. Quizás la conexión entre los cetáceos y los astros se mayor de lo que creemos.

Fuente: Pijamasurf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada