Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

jueves, 14 de abril de 2011

El "supervolcán" de Yellowstone es aún más grande de lo que se creía

El "supervolcán" que hay en el subsuelo del Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, podría ser aún mucho más grande de lo que se pensaba, según revela un nuevo estudio geológico.
Esa formación volcánica es la fuente de calor de los géiseres y aguas termales que atraen cada año a millones de visitantes a ese famoso parque nacional.

Pero debajo, sigue latente el "supervolcán", que ha entrado en erupción en el pasado y podría volver a rugir en el futuro.

Una investigación, que se publicará en el diario científico Geophysical Research Letters, se basa en una nueva técnica y revela sus desconocidas y enormes dimensiones.

En 2009, los investigadores usaron ondas sísmicas provenientes de terremotos para construir un mapa de la zona volcánica subterránea, que se extiende por los estados de Wyoming, Montana e Idaho.

Pero una metodología basada en la conductividad eléctrica de las rocas ha generado ahora una
nueva fotografía del subsuelo, donde el "supervolcán" aparece mucho más grande.

GEOELECTRICIDAD

La conductividad es una característica presente en las rocas de silicato fundido y en el agua salada caliente que se encuentra de forma natural al interior de aquellas.

"Es como comparar una ecografía y una resonancia magnética en el cuerpo humano, son diferentes tecnologías de imagen", explica uno de los autores del estudio, Michael Zhdanov, profesor de geofísica en la Universidad de Utah, en Salt Lake City.

Las imágenes halladas en 2009 utilizando ondas sísmicas mostraron que la formación de roca caliente semifundida que hay en las profundidades de Yellowstone estaba en un ángulo de 60 grados y se extendía en una superficie de 240 kilómetros y hasta 660 kilómetros de profundidad en algunos puntos.

El nuevo estudio, basado en la conductividad puede "ver" sólo hasta una profundidad de 320 kilómetros bajo tierra. Sin embargo muestra que la parte conductora de la roca se sumerge más suavemente, en un ángulo de 40 grados, y se extiende en una columna de 640 kilómetros del este al oeste.

Según los expertos, esas dos radiografías pueden parecer diferentes porque las dos técnicas muestran cosas ligeramente distintas.

Las imágenes sísmicas se generan en función de los distintos materiales que hacen que las ondas sísmicas se frenen. En cambio, la técnica geoeléctrica retrata los fluidos salados que conducen electricidad.

UN GIGANTE ENVOLTORIO

Otro de los autores de la investigación, Robert Smith, también de la Universidad de Utah, aseguró que a pesar de las diferencias, "este cuerpo que conduce la electricidad está en la misma localización y con la misma geometría que la formación de Yellowstone imaginada de forma sísmica".

La inclinación más suave podría sugerir que la zona caliente retratada por la técnica de olas sísmicas podría estar envuelta por una más amplia, una especie de funda subterránea de rocas medio fundidas y líquidas, según los investigadores.

De las tres grandes erupciones registradas hace cientos de miles de años, dos cubrieron una enorme área de Estados Unidos con ceniza volcánica.

En la última erupción de gran escala, el supervolcán escupió 1.000 metros cúbicos de ceniza caliente. También ha habido otras menores, la más reciente hace 70.000 años.

Fuente: BBCMundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada