Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

sábado, 26 de marzo de 2011

El mortal juego de ruleta del Japón nuclear - Leuren Moren (May/04)

Parte de un artículo escrito por la científica independente Leuren Moren en el The Japan Times, en fecha Domingo, 23 de mayo 2004.
Una vista aérea de la planta de Hamaoka en la Prefectura de Shizuoka, "la planta de energía nuclear más peligroso en Japón"
De todos los lugares del mundo en el que nadie en su sano juicio debería construir decenas de plantas de energía nuclear, el Japón estaría muy cerca de la cima de la lista.

El archipiélago japonés se encuentra en el Anillo de Fuego de la Cuenca del Pacífico, una zona de gran actividad volcánica y tectónica, que alcanza a la América del Norte y del Sur, Asia y arcos de islas en el sudeste asiático.

Los grandes terremotos y volcanes activos que ocurren son causados ​​por el movimiento hacia el oeste de la placa tectónica del Pacífico y las placas de otro tipo que conducen a la subducción en Asia.

Japón se asienta sobre cuatro placas tectónicas, en el borde de la zona de subducción, y se encuentra en una de las regiones tectónicamente más activas del mundo.

Con presiones y temperaturas extremas, resultantes de los movimientos violentos de la placa debajo del lecho marino, que creó las hermosas islas y volcanes de Japón.

Sin embargo, al igual que muchos países alrededor del mundo - donde los diseños de la General Electric y la Westinghouse se utilizan en el 85 por ciento de todos los reactores comerciales - Japón ha convertido a la energía nuclear como fuente de energía importante.

De hecho, los tres principales países poseedores de la energía son los Estados Unidos, donde se reconoció la existencia de 118 reactores por el Departamento de Energía en 2000, Francia con 72 y Japón, donde 52 reactores activos fueron citados.

Los 52 reactores en Japón - que generan un poco más de un 30 por ciento de su electricidad - se encuentran en un área del tamaño de California, muchos menos de 150 km el uno del otro y casi todas construidas a lo largo de la costa donde el agua de mar está disponible para que se enfríen.

Sin embargo, muchos de los reactores se han situado por negligencia en las fallas activas, en particular en la zona de subducción a lo largo de la costa del Pacífico, donde los grandes terremotos de magnitud 7.8 o más en la escala de Richter ocurren con frecuencia.

La periodicidad de los grandes terremotos en Japón es menos de 10 años.

Casi no hay contexto geológico en el mundo más peligroso para la energía nuclear de Japón - el país figura en tercer lugar en el mundo en reactores nucleares.

"Creo que la situación actual es muy atemorizante", dijo Katsuhiko Ishibashi, sismólogo y profesor de la Universidad de Kobe. "Es como un terrorista kamikaze envuelto en bombas a la espera de explotar".
Un mapa de Japón comentado por el autor, que muestra las placas tectónicas, las zonas de alto ("región observada") y muy alto ("especialmente observada") riesgo de terremoto, y los sitios de los reactores nucleares
El verano pasado, visité la planta de energía nuclear en Hamaoka Prefectura de Shizuoka, a petición de los ciudadanos preocupados por el peligro de un terremoto de gran magnitud. Hablé de mis hallazgos en conferencias de prensa después.

Debido a Hamaoka se encuentra directamente sobre la zona de subducción, cerca de la confluencia de dos placas, y es muy susceptible a sufrir un terremoto de gran magnitud, se considera que la planta de energía nuclear el la más peligrosa de Japón.

Junto con los ciudadanos locales, pasé el día caminando por el centro, recogiendo las rocas, el estudio de los sedimentos blandos que se sienta en el seguimiento y las faltas casi vertical que pasa por la zona - la evidencia de los violentos movimientos tectónicos.

Al día siguiente, me sorprendí al ver tantos reporteros que asistieron en las dos conferencias de prensa celebrada en el Ayuntamiento de Kakegawa y en el Salón de la Prefectura de Shizuoka.

Cuando les pregunté a los periodistas por qué habían llegado tan lejos desde Tokio para conocer a una geocientífica de América, me dijeron que era porque ningún extranjero había llegado jamás a decirles lo peligroso que son las plantas nucleares de Japón.

Si ocurriese un desastre nuclear ocurrido, trabajadores de la planta de energía, así como personal de respuesta de emergencia en el CEI Hamaoka inmediatamente estarían expuestos a la radiación letal.

Durante mi visita, los ingenieros de ERC nos mostró una ducha pequeña en el centro, que dijo que se utilizaría para "descontaminación" del personal.

Sin embargo, sería inútil para los trabajadores internos expuestos como respuesta a emergencias por inhalación de radiación.

Cuando le pregunté a funcionarios del CEI cómo planeaban evacuar a millones de personas de la Prefectura de Shizuoka y más allá después de que un terremoto en Kobe de gran magnitud (Kobe se encuentra en la misma zona de subducción que Hamaoka) haya destruido las líneas de comunicación, carreteras, ferrocarriles, suministro de agua potable y alcantarillado, NO TENÍAN RESPUESTA.

Yoichi Kikuchi, un ingeniero nuclear japones que también se convirtió en una sirena de alerta ", me ha dicho personalmente los muchos problemas de seguridad en las centrales nucleares de Japón, tales como grietas en las tuberías del sistema de refrigeración de las vibraciones en el reactor.

Él dijo que las compañías eléctricas son "juegos de azar en un juego peligroso para aumentar las ganancias y disminuir la supervisión del gobierno."

Sugaoka estuvo de acuerdo, diciendo: "La cosa más espantosa es que, en la parte superior de todos los demás problemas, es que todas las centrales nucleares están envejeciendo, produciéndose un deterioro de las tuberías y las articulaciones que están siempre expuestos a la radiación y al calor."

Como la mayoría de los denunciantes, Sugaoka y Kikuchi son los héroes de los ciudadanos, pero que ahora están desempleados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada