Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

viernes, 14 de enero de 2011

Los indios Hopi, la civilización maya y los extraterrestres......

Los maestros del cielo que los Hopi llamaban Kachinas: "Los Kachinas eran seres de gran sabiduría, siempre dispuestos a ayudar y procedían de un planeta lejano..."
Por otra parte, en el Chilam Balaam puede leerse: "Esta es la memoria de cómo vino Hunas Ku, deidad única, y Oxlahun Tiku, la deidad inmensa, que impartieron sus conocimientos a los sacerdotes del culto solar..."

Tomando todo esto en cuenta, ya no resultan tan incongruentes las teorías de Däniken...

En efecto: el contacto de los mayas primitivos con seres extraterrestres a quienes ellos tomaron por dioses, ofrece la única explicación que puede responder no sólo a numerosos misterios de la civilización Maya a los que nadie ha dado respuesta, sino que aclara en forma definitiva, al enigmática conducta que llevó a los mayas a abandonar todas las ciudades del antiguo imperio.

En efecto, al aceptar que este pueblo recibió la visita de los "dioses", que tras legarles su ciencia, partieron con la promesa de volver, es fácil imaginar cómo, según la enseñanza de los sacerdotes, los "dioses" llegarían de nuevo para una nueva estadía entre los mayas cuando los edificios de sus nuevas ciudades estuvieran terminados.

Así los sacerdotes incitaban de continuo al pueblo a construir y construir...

Hasta que llegó la fecha del retorno de los "dioses" y éstos no llegaron...

Numerosos esclavos y doncellas fueron sacrificados, se multiplicaron las oraciones y las ofrendas....

Pero el armamento seguía vacío y no aparecía la "serpiente emplumada" tan ansiosamente esperada. Pasó el tiempo y la promesa no se realizó...

No es difícil imaginar la desilusión del pueblo maya y sus sacerdotes...

Todo el trabajo de siglos había sido en vano y debió seguir la duda; ¿Había un error en los cálculos astronómicos?, ¿Aparecerían los dioses en otro lugar y momento?...

Así decepcionados por sus dioses, los mayas abandonaron el antiguo imperio para fundar otros nuevos templos, pirámides, ciudades enteras fueron edificadas una y otra vez...

Es evidente que aún no disponemos de suficientes pruebas, de que los mayas tuvieron relación con inteligencias extraterrestres; pero también es cierto que no hay pruebas de lo contrario.

Y en cambio, cada día son más las preguntas sin respuesta:

¿Como conocían los mayas la existencia de Urano y Neptuno?, ¿Se trata efectivamente de un cosmonauta el personaje grabado en la Losa de Palenque (Chiapas)?, ¿Que significado tiene que el calendario maya se remonte a 400 millones de años atrás?, ¿Cómo pudieron los mayas calcular el año solar y el venusino con un margen de error de 0.0001?

No pretendo que Däniken tenga necesariamente la razón, pero creo que es uno de los estudiosos que más se ha esforzado en hallar respuestas, llevando su empeño y objetividad al grado de enfrentarse a la ciencia oficial.

Y esto, guarda las proporciones, es lo que alguna vez hicieron Colón, Galileo y Copérnico....

Esta tesis, además de aclarar todos los enigmas hasta ahora inexplicables de los mayas, coincide con la de Sylvanus G. Morley (uno de los principales mayólogos) en señalar que la desaparición del antiguo imperio se debió a las causas inertes a la propia cultura maya, y confirma la teoría de otro estudioso, Charles Galenkamp, que la crisis experimentada en el antiguo imperio tuvo motivos religiosos.

Pero además, nos lleva a entender mejor el motivo central de toda la civilización maya, que giraba en torno al dios Gucumatz o Kukulkán, al que se representaba como serpiente alada.

Y el culto a la serpiente, debe su origen no a la adoración de los reptiles, sino a la reiterada identificación de la forma alargada de los ofidios con la de las naves del espacio...

Fuente: Veritas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada