Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

lunes, 24 de enero de 2011

Científicos confirman teletranspotación cuántica en el tiempo

Científicos de la Universidad de Australia descubrieron que la teletransportación también impacta en el tiempo y no solo en el espacio; crononaútica entre partículas cuánticas.
Físicos de la Universidad de Queensland en Australia afirman que han descubierto un método viable para teletransportar en el tiempo.

De igual forma que la física cuántica permite la teletransportación en el espacio, los investigadores afirman que lo mismo es posible pero atravesando la dimensión del tiempo.

Pero más allá de proyecciones eufóricas en torno a este anuncio, realmente se trata de que las partículas cuánticas entremezcladas pueden viajar hacia el futuro sin necesidad de estar en el presente durante el lapso entre el ahora y el después.

Anteriormente sabíamos que la teletransportación cuántica funciona en el espacio. Dos partículas idénticas en distintas ubicaciones están enlazadas de tal manera que cuando cambia el estado de una de ellas, la otra cambia instantáneamente de la misma forma sin importar la distancia que las separe (ya sea de kilómetros o incluso de años luz).

Este fenómeno desafía nuestro modelo de la realidad y ahora, con el descubrimiento de que en la dimensión del tiempo también es posible esta dinámica, parece que se vuelve aún más extravagante en relación a la física tradicional.

Jay Olson y Timothy Ralph, científicos de la Universidad de Queensland afirman que el entrelazamiento caótico de partículas cuánticas es un fenómeno fundamental dentro de nuestro universo, y que funciona tanto a nivel espacio como tiempo.

Básicamente esto significa que si cambias el estado de una partícula hoy, instantáneamente lo estas cambiando en el futuro, incluso si dicha partícula no existe entre esos dos puntos de la línea del tiempo.
Sin pretender entender con precisión el meollo conceptual detrás de este discurso científico, parece que el fenómeno se podría entender de la siguiente manera: digamos que nuestro universo existe en un plano mapeado por una cruz formada por el axis “x” (correspondiente al espacio) y axis “y” (correspondiente al tiempo).

Ahora, sí consideras que el presente es el origen de esta gráfica, entonces el futuro (entendiendo este término como el espacio que puedes alcanzar a velocidades subliminales) forma una cuña que es simétrica al axis de la “y”.

En cuanto a tú pasado (el espacio del cual partiste originalmente a velocidades subliminales) representa una imagen espejeada de esta cuña reflejada en el axis de la “x”.

Y cuando dos partículas están presentes, ambas ubicadas en el plano “x” , sus “separaciones” se entrelazarán tanto en el pasado como en el futuro, lo cual quiere decir que estas partículas han interactuado en el pasado y podrían hacerlo también en el futuro, pero solo dentro las áreas en las que convergen.

Y aunque seguramente a muchos no nos queda claro el fundamento científico detrás de este hallazgo de los investigadores australianos, lo cierto es que queda la sensación de que el tradicional espectro de la ciencia, en particular de la física, continua siendo desgarrado por novedosos descubrimientos que a fin de cuentas terminarán por impactar, en forma significativa, el concepto de “realidad” que nos fue enseñado en la escuela y demás instituciones socioculturales, y que tal vez pronto, y quizá sin siquiera darnos cuenta, estaremos viviendo una “realidad” completamente distinta.

Ello implicará nuestra aceptación frente a la inexistencia de los absolutos, de la las realidades per se, y estaremos regresando masivamente a la lúcida perspectiva del maybeness (la cosmovisión del tal vez), donde nada es pre descartable y todo es posible: y entonces la verdadera fiesta habrá comenzado…

Fuente: Pijamasurf

No hay comentarios:

Publicar un comentario