Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

sábado, 18 de diciembre de 2010

LAS DROGAS EN EL CAMINO ESPIRITUAL

El camino espiritual está basado en el conocimiento de uno mismo.
Toda otra especulación, tiende a la manipulación, a que el individuo se desvíe de el objetivo único del crecimiento espiritual y de su evolución. 
Así las religiones, nos alejan del conocimiento de nuestros propios poderes naturales, incitándonos a regalar nuestra atención, voluntad y dinero a otros seres, en muchos casos, hipotéticos e irreales.
Las drogas son un negocio multimillonario y quienes las producen necesitan marketinarlas.

Son varias las estrategias, desde “el primero te lo regalo y el segundo te lo vendo”, hasta directamente inyectar heroína a personas para convertirlas en adictas.

El mundo espiritual y especialmente el de los seguidores de la Nueva Era, es carne de cañón perfecta para los dillers.

Son personas que están en la búsqueda, muchas de ellas son jóvenes y abiertas a experimentar nuevas sensaciones, por lo que drogas peligrosas se insertan sigilosamente en las prácticas espirituales.

Además, en muchos casos son utilizadas por sectas para adormecer la voluntad de sus adeptos y manipularla a su antojo.

Esto no quiere decir que las plantas sagaradas, milenarias en su uso por los chamanes ancestrales sean perjudiciales, aunque habría de tenerse mucho cuidado en su consumo.

Las plantas sagradas o enteógenas son válidas en mi opinión (muy personal) para el conocimiento de uno mismo, sobre todo en experimentar que somos capaces de llegar a otros estados de conciencia.

Después de conocer que tengo la posibilidad de experimentar distintos niveles de conciencia, conozco más de mí, y por lo tanto más del universo. Sé que puedo resolver asuntos desde otra perspectiva que en muchos casos es inalcanzable desde un estado de conciencia ordinario.

PREJUICIOS

Las drogas son un tema tabú, como el sexo o el autoconocimiento profundo.

Muchas prohibiciones están basadas en un tema netamente económico: hay países enteros que viven del tráfico de drogas, legalizarlas sería perder las ganancias que sostienen sus economías.

¿Para qué la naturaleza ha dotado nuestro cerebro de substancias alucinógenas como el DMT?

Porque somos seres multidimensionales y estamos preparados para actuar desde distintos estados y niveles de conciencia.

Hay gente que se pasa toda la vida en un estado de conciencia ordinario, y desaprovecha todos los otros niveles disponibles del conocimiento.

Personalmente agradezco a la vida, haber tenido la experiencia de los alucinógenos (si bien ya no los consumo, porque ese camino ya lo he recorrido y no quiero romperme el coco) me han servido para conocerme mejor.

Y soy de la opinión de que si estamos aquí es para aprender a conocernos a nosotros mismos, no creo que hayamos venido a otra cosa, ya que en el autoconocimiento y el autodominio está la clave de la salud y de la felicidad.

Pero también la he pasado mal con las drogas, por desconocimiento y por usarlas en períodos autodestructivos y evasivos. Si no soportas tu realidad, las plantas no te ayudarán en el proceso…

En la mayoría de los casos, no son necesarias: ya que sólo activan substancias que ya están presentes en nuestro cuerpo y que pueden activarse de forma natural, por ejemplo con la meditación o el yoga.

Sin embargo, si la Tierra nos brinda estas plantas, por algo es. Y además, su utilización es ancestral, desde los tiempos en que el hombre no estaba tan manipulado y consumía los productos de la naturaleza.

Fíjate que la mayoría de los pueblos antiguos, utilizaban drogas con fines chamánicos y su consumo no estaba habilitado a todo el mundo, sino a personas enfermas o iniciadas.

Los tratamientos psiquiátricos autorizados, están basados en el consumo de “drogas legalizadas” que en muchos casos resultan mucho más peligrosas y adictivas que las plantas enteógenas.

Si no estás enfermo, no es necesario que acudas al consumo de estas drogas. Puedes llegar a otros estados de conciencia con los alucinógenos que produce tu propio cuerpo.

En el caso de sí estarlo, debes hacerlo bajo supervisión estricta y sólo si te ves obligado a recurrir a métodos alternativos, porque otros tratamientos no te han dado resultado.


El Peyote y la Ayahuasca son plantas muy utilizadas en rituales chamánicos que están muy de moda en estos momentos.

Sus compuestos activos son alucinógenos.

El peyote produce metabolitos, entre ellos la mescalina, fuente de fuertes alucinaciones, en general bastante horroríficas si no se toma en las dosis adecuadas.

El origen de su utilización en rituales espirituales proviene del México septentrional, de la tribu de los Huichol, quienes lo utilizaban para hacer penitencia por haber matado a su Dios. De modo que no se usaba como fuente de placer, sino como un sacrificio.

El iniciado pasaba por ese estado de sufrimiento y con ello lavaba los pecados cometidos por sus ancestros.

Los Navajo también utilizaban (y siguen utilizando) este cactus, pero le dan otra utilización de tipo medicinal, para curar el alcoholismo.

En una dosis de 5 gramos, la experiencia alucinógena puede durar unas 12 horas.

En México está permitido su uso legal sólo a los nativos huicholes. En Estados Unidos, existe desde hace alguno años la Iglesia Peyotera Nativa Americana (Native American Peyote Church) reconocida legalmente desde 1918.

Este cactus también se usa como medicina principalmente como analgésico y también para tratar diabetes, neumonía, artritis, malestares intestinales, asma y como afrodisíaco.

LOS EFECTOS DEL PEYOTE

Tras una primera fase eufórica, sobreviene un estado de relajación muscular que propicia la introspección, de modo que esta planta se utiliza también para incentivar estados de meditación.

Recomiendo que si se desea experimentar con esta planta, se conozcan sus contraindicaciones y sus efectos colaterales y sólo se haga en companía y supervisión de un maestro marakame de la cultura huichol, ya que ellos son los que conocen las dosis adecuadas para cada persona.

Experimentar sin supervisión, puede dejar efectos colaterales crónicos e incluso llevar a la muerte a quien lo ingiere con desconocimiento.

PARA QUÉ EXPERIMENTAR CON PEYOTE ?

Soy una entusiasta de la experimentación. No me gusta dejarme llevar por las opiniones de otros, me gusta vivir la realidad en carne propia, crear mi propia realidad y ser una librepensadora.

Las experiencias con drogas deben tener un propósito claro que no sea el de divertirse, ya que si utilizamos substancias para estar alegres o excitados, automáticamente estamos desestabilizando nuestro propio sistema de recompensa para siempre…

Si estás sano, esta planta no te servirá de mucho, más bien la pasarás un poco mal y no querrás volver a repetir.

Si estás enfermo y bajo supervisión chamánica, puede ser una alternativa válida.

Cuando hablo de chamanes, estoy hablando de chamanes nativos y no de los cientos de pseudochamanes que visitan Europa ofreciendo sus servicios por un alto precio en dinero…

LA AYAHUASCA

Una planta sagrada y muy terapéutica, que utilizada con conocimiento, puede ayudar mucho a la persona a sanar enfermedades, y algunos investigadores aclaran que no se ha revelado que produzca adicción.

Contiene Dimetiltriptamina, el alucinógeno más potente que conoce el ser humano, que también es producido por nuestra glándula pineal todas las noches cuando vamos a dormir.

Como el DMT es un inhibidor de MAO, puede tranformar otras substancias consumidas en altamente tóxicas (algunos alimentos o medicamentos que contienen Tiramina).

Su consumo puede llevar a hipertensión y a dolores de cabeza insoportables, del mismo modo que a la pérdida de conciencia y a la muerte.

Los antidepresivos como la fluoxetina, combinados con el DMT pueden resultar en la adquisición del Síndrome de la Serotonina, desestabilizando completamente el sistema que regula nuestros estados de ánimo. El Litio y la Ayahuasca, también resultan en una combinación extremadamente peligrosa.

Su combinación con muchos alimentos como los fermentos lácteos (yogurth o nata), nueces, judías o alubias, ciertas frutas, salsa de soja, ginseng o chocolate, puede derivar en efectos secundarios muy desagradables.

También el DMT combinado con las drogas más conocidas como el alcohol, la marihuana o la cocaína puede resultar muy peligroso.

EFECTOS DE LA AYUHUASCA

Los efectos del consumo de esta planta son en general bastante desagradables. Vómitos, dolores de cabeza, insomnio, estados de paranoia, hipertensión, etc.

Sin embargo, en las dosis adecuadas y bajo supervisión, puede resultar una experiencia reveladora.

En general se utiliza en los rituales de limpieza, donde el individuo se suele enfrentar a sus propios miedos y traumas del pasado, para poder resolverlos. Como el temazcal, es una vía rápida para la liberación interior.

Esta droga actúa sobre el sistema regulado por la serotonina, así que sus efectos psíquicos son muy pronunciados. Puede activar la agresividad en algunos casos, por lo que su uso debe ser perrfectamente controlado por profesionales o chamanes nativos de las culturas andinas o amazónicas.

En Brasil existe un grupo religioso de más de 20.000 seguidores, llamado “El Santo Daime”, consumidores asiduos de esta planta.

EFECTOS TERAPÉUTICOS DE LA AYAHUASCA

Se han realizado numerosos estudios, entre los que podemos citar al equipo dirigido por el psiquiatra Dr. Ch. Grob, de la Universidad de Los Angeles, EEUU, en el año 1995, y al equipo del farmacólogo Dr. J. Callaway, de la Universidad de Kuopio en Finlandia.

En los EE.UU. se acaba de realizar un importante congreso científico, promovido por el psicólogo Dr. R. Metzner, el que ha revelado entre otras novedades, que la planta tiene una toxicidad nula a nivel hepático.

Esta planta se utiliza mucho al nivel de las psicoterapias, ya que se supone una vía directa a los contenidos del inconsciente.

Si deseas tener una experiencia con la Ayahuasca, te recomiendo que consultes a especialistas que se dedican a investigar la planta.

En la provincia de Santa Fé, en Argentina, existe una fundación que es dirigida por médicos. Se llama Fundación Mesaverde Auahuasca y en ella se realizan distintas actividades relacionadas con el consumo responsable y terapéutico de esta planta, aunque también talleres para el consumo con fines introspectivos.

Esta planta se usa también para la curación de dependencias a otras drogas que sí son adictivas.

Fuente: Bianca Atwel

1 comentario: