Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

martes, 23 de noviembre de 2010

Fotosíntesis Humana: Reportaje al Dr. Leonardo López Almejo.

El Dr. Leonardo López Almejo es médico, especialista en Traumatología y Ortopedia. Y desde hace tiempo colabora con el Dr. Arturo Solís Herrera (descubridor de la Fotosíntesis Humana) en el Centro de Estudios para la Fotosíntesis Humana de la Ciudad de Aguascalientes, México.
El equipo del Centro de Estudios está formado por distintos especialistas del área de la Medicina. Intervienen en dichas investigaciones no sólo médicos, también ingenieros, químicos, estadistas, nutriólogos, veterinarios y científicos, así como hasta terapeutas alternativos.

Con una visión amplia y sin barreras y recibiendo críticas desde los frentes más conservadores de la ciencia (que aún no pueden aceptar que el humano hace fotosíntesis, pero tampoco pueden demostrar lo contrario), Leonardo tiene una visión de la salud humana que considero muy centrada, en el nuevo paradigma.

El proceso de Fotosíntesis Humana ha recibido muchas críticas, y sin embargo hasta ahora ningún científico puedo demostrar que este proceso no sea posible. En una visión personal, es tan lógico, que como decía Solís Herrera “no sé cómo no nos dimos cuenta antes”.

Bianca Atwell: ¿Qué aplicaciones tiene la modulación de la Fotosíntesis Humana (FH) en la Traumatología y Ortopedia?

Leonardo López Almejo: Iniciaré comentando que el término de Fotosíntesis Humana fue dado por el Dr. Solís al descubrimiento del proceso bioquímico por medio del cual en la célula humana, la melanina disocia la molécula del agua, formando energía.

Cuando la molécula del agua se rompe o se disocia, se tiene el hidrógeno libre y es este el que funciona como un acarreador de energía en un enlace. Proceso que debe ser mediado además por la luz. Término que asemeja el proceso muy conocido ya que se da en las plantas.

Sólo que en humanos se utiliza melanina en lugar de la clorofila. Esta sustancia es capaz de romper la molécula del agua (H2O), separando oxígeno e hidrógeno, al mismo tiempo que esa reacción libera energía.

Pero lo más revolucionario es que la misma molécula realiza la función inversa, y vuelve a unir el hidrógeno y el oxígeno, para que nuevamente se constituyan como agua, liberando una nueva carga de energía.

Como sabemos, la Traumatología y Ortopedia es una de las ramas de la Medicina encargada del manejo y tratamiento de los problemas o afecciones del Sistema Musculo-Esquelético, ya sean que este daño fuera adquirido en estado agudo (traumatismos) o congénitos (nacimiento).

Definitivamente la FH (Fotosíntesis Humana) viene a evidenciar una mejoría notoria en el proceso o evolución de la enfermedad –término que estaremos mencionando de manera continua-. Por ende, no solo puede ser aplicable a la Ortopedia, sino a todas las áreas médicas, situación que hemos venido haciendo.

En particular el uso de Qiapi 1 en mi área, ha mostrado ser eficaz en el control del dolor, así mismo en mejorar la inflamación de manera importante, mejoría en la cicatrización de los tejidos, etc.

Bianca Atwell: Los preparados como el Qiapi (análogo pirrólico 0,016 g, modulador y estimulante del proceso de fotosíntesis humana) producen mejorías muy visibles y comprobables en un gran rango de enfermedades. Evidentemente este es un medicamento que compite con un abanico espectacular de la industria farmacéutica multinacional. No me parece extraño que quienes están en este engranaje se pongan en contra de los recientes descubrimientos de su equipo intentando ridiculizarlos. ¿Cuáles son los obstáculos a los que se han tenido que enfrentar para trabajar en la fotosíntesis humana?

Leonardo López Almejo: Lo que inicialmente nos han comentado muchas personas es que NO EXISTE dicho proceso químico. Es decir, mucho se ha dicho desde el porqué se utilizó el término de FH? Que eso solo es aplicable a los vegetales.

Se ha respondido que hay mucha similitud en los procesos formadores de energía con los animales. De ahí deriva el término. Por ende, existe poca credibilidad por parte de muchas personas a los nuevos descubrimientos, incluso por parte de médicos compañeros.

Personalmente he invitado a amigos del área de la Medicina a que vean los resultados con los pacientes y que escuchen de viva voz su relato de cómo estaban antes y de cómo están y como se sienten ahora.

Hay críticas importantes de muchos que no han querido y no han podido darse la oportunidad de saber un poco más. Y creo que no es adecuado, EL CRITICAR, CUANDO HAY IGNORANCIA AL RESPECTO.

La industria farmacéutica tiene cientos de medicamentos como antiinflamatorios, analgésicos, antineuríticos, antidepresivos, para esto, para aquello etc., y escuchar de un fármaco que ha logrado mejorar de forma integral al paciente, se escucha como milagroso, como algo divino, de ahí que se ha criticado este trabajo.

Pero de manera especial invito a las personas de cualquier rama que se interesen, a ponerse en contacto y con gusto se compartirá información.

Recuerden el conocimiento es para difundirse, no para amarrarse. A su vez, invitar, porque no? a todos aquellos escépticos a que comprueben lo contrario de lo que se ha dicho.

Bianca Atwell: Se llenan la boca con críticas y ridiculizan el gran hallazgo, diciendo que la fotosíntesis humana no existe, sin embargo hasta ahora ninguno de ellos ha publicado ningún estudio que pueda probar lo contrario. Usted mismo ha retado a algunos profesionales a hacerlo. Cuénteme su experiencia.


Leonardo López Almejo: Primeramente soy un ser humano, soy profesionista y debo el total respeto para toda persona y sus creencias de cualquier tipo.

Lo que siempre nos han comentado: ¿Donde están los estudios científicos que avalen lo que ustedes dicen? ¿Dónde están las publicaciones? ¿Donde está la seriedad de su medicamento? Te lo contestaré de una manera sencilla Bianca.

El ser humano se ha caracterizado por el escepticismo, es decir, todo debe ser demostrable, sino es así, no creo nada. Estamos en el tiempo de “Ver para creer”. Esto se torna aún más en el área médica, donde la Industria farmacéutica nos ha llenado de medicamentos y estudios incluso manipulados para seguir vendiendo.

Y estamos acostumbrados a que nos lleven a través de una casa comercial y un representante médico un tipo de medicamento y escuchar que funciona para el dolor o para la tos, y así, solo así validamos el uso del mismo. Pero no todo es malo.

Los estudios estadísticos, sobre todos aquellos que llamamos de nivel uno (ensayos clínicos), tienen la característica de probar uno o dos efectos benéficos de un medicamento, por mencionar un ejemplo, en una multitud de personas.

Es decir, el tamaño de la muestra es grande para un resultado pequeño. En cambio Quiapi 1 tiene la característica de demostrar muchos resultados aún en un tamaño pequeño de muestra. Actualmente se rige la Medicina Basada en Evidencia. Esto es Evidencia, esto es experiencia también.

Es importante mencionar que ya estamos trabajando, como es necesario, en la organización de diversos estudios médicos, en las diferentes áreas.

Debo aclarar no estamos en contra de nadie ni de ningún sistema. Al contrario. Sólo invitamos a los diversos médicos, ingenieros, científicos o cualquier persona a que se introduzcan un poco en el tema y analicen el proceso bioquímico que se da en el humano con la combinación Agua-Luz-Melanina, como en las plantas Agua-Luz-Clorofila. Proceso que en el ser humano es estimulado por Quiapi 1.

Bianca Atwell: ¿Cómo ve el futuro en el tratamiento de problemas Traumatológicos y Ortopédicos? ¿Qué nos depara el futuro de la medicina oficial y el de la medicina alternativa en estos campos?


Leonardo López Almejo: Bien, creo que la Traumatología y Ortopedia es una de las ramas de la Medicina, que más se ha visto favorecida por la Ciencia y la investigación. Se ha crecido a pasos enormes en los últimos 20 años. Cada vez se indaga más en mejorar las técnicas quirúrgicas, en mejorar los abordajes.

Ahora se hacen cirugías por mínima invasión (heridas pequeñas) o con técnicas percutáneas (heridas mínimas), se trabaja a través de la Industria, en la creación de mejores instrumentos de osteosíntesis y ortopédicos (placas, tornillos, clavos, prótesis, etc.) se tiene mayor cuidado de los tejidos blandos y por ende evitar los riesgos de infección y una más rápida recuperación del paciente a la vida diaria. Lo cual es el objetivo principal de todo médico.

Es importante recordar que muchas de las medicinas llamadas alternativas pueden ir de la mano con los descubrimientos, incluso algunas Universidades en diferentes partes del mundo, ya avalan estás como una carrera y las imparten como una profesión.

De acuerdo con los practicantes de la Medicina Alternativa, sus beneficios pueden sonar promisorios. Sin embargo Bianca, para los investigadores no es reconocido la seguridad de muchos tratamientos, ni saben si funcionan bien. Sé que se están realizando estudios para determinar la seguridad y la utilidad de muchas prácticas de en este campo.

Bianca Atwell: ¿Cómo influye el estado emocional del paciente frente a un trauma? ¿Qué actitud debería asumir para curar más pronto una fractura de huesos? Le pregunto esto porque hace algunos años yo misma me caí de un escenario de 2 metros y medio de altura y me fracturé el talón y el astrágalo. Me dijeron que no podría caminar por seis meses y a los 15 días yo ya estaba caminando y las fracturas estaban totalmente soldadas. Es que era el inicio de un contrato y como no quería perderme las siguientes fechas, me impuse a mí misma imaginarme que mis huesos se iban calcificando. Hice un trabajo de control mental con la imaginación, llevando calcio a mis huesos fracturados. Los médicos no lo podían creer e incluso llamaban al laboratorio radiográfico para decir que seguro que esas radiografías no pertenecían a Bianca Atwell…es más, utilizaron mi caso para estudiarlo. ¿Cuáles son las posibilidades reales de la auto-curación?

Leonardo López Almejo: Definitivamente Bianca, el tener un estado emocional adecuado en un paciente es fundamental para la mejoría o bienestar del mismo. Y esto aplica en cualquier persona con algún tipo de enfermedad.

Es bien conocido que el estrés, disminuye la actividad del sistema inmunológico y facilitar la aparición de diversas enfermedades, empeorar las que ya se tiene y/o manifestar una evolución tórpida de las mismas.

Un trauma es una afección provocada al organismo, dañando el funcionamiento normal del mismo. Y en particular, independientemente del sitio de lesión, existe un daño emocional del individuo. Provocando un estado de ansiedad o depresión, llevando aún más a declive la evolución.

Por el contrario, cuando el estado emocional es controlado, por más afectación que tenga el organismo, la evolución de las enfermedades es mejor. Me atrevo a retomar aquella frase que dice “eres lo que siempre has creído”.

De ahí que muchas personas, que hacen ejercicio, mantienen cuidados en su alimentación e higiene y tratan de tener un control emocional (mantenerse felices), mejoran la Historia Natural de su enfermedad, están controlados, sus organismos funcionan de manera normal.

Siendo esto aplicado a todo tipo de enfermedad. El auto control emocional es fundamental para la vida misma.

La autocuración es uno de los paradigmas que aún la ciencia no puede explicar y como dije previamente, si no es comprobable, para muchos no existe. Cabe mencionar que hay muchos ejemplos de vida y que la historia misma dicta.

Me atrevo a decir que la mayoría de los médicos hemos tenido vivencias en nuestras ramas que no podemos explicar científicamente, situaciones que muchas de las veces son llamadas “milagros”.

Cuestiones que a veces no nos atrevemos a comentarlas por temor a la poca credibilidad del resto de los compañeros o a la burla a la que podemos ser sujetos.

Debemos recordar que la enfermedad en el hombre es el resultado de un proceso dinámico, en donde diferentes elementos ambientales y las características propias del organismo entran en interacción y ocasionan una ruptura del propio equilibrio llamado Homeostasis como lo llamó Claude Bernard.

No hay un punto exacto entre la salud y la Enfermedad, ya que ciertos eventos fisiológicos o patológicos suceden silenciosamente durante períodos de latencia más o menos prolongados durante los cuales el ser humano puede funcionar saludablemente dentro de una sociedad, y es hasta que se rebasa ese límite, cuando inicia la manifestación de una de ellas. El término sano o enfermo es completamente clínico

Bianca Atwell: del 24 al 26 de Noviembre del 2010, en pocos días, se llevará a cabo el II Congreso de Fotosíntesis Humana en Aguascalientes, en el que Usted estará presente junto a un gran equipo de profesionales. ¿De qué nos va a hablar en este Congreso?

Leonardo López Almejo: Tengo el placer de haber sido invitado por el Dr. Arturo Solís y poder compartir con todos algunas experiencias en esta área. Estaré presentando algunos casos clínicos en los cuales he venido trabajando, en donde de manera muy significativa se observan los resultados positivos.

Desde el proceso de recuperación por parte del paciente, hasta la mejoría pronta en la cicatrización, mejor tolerancia al dolor, a la movilización del cuerpo y sus extremidades. Y una rápida reinstalación del paciente a sus actividades de la vida diaria.

Mostraré imágenes de esto, comparados con otros cuando no se utilizaba la FH. De igual forma habrá más cirujanos y médicos clínicos mostrando su experiencia.

Ya por último, deseo agradecer esta entrevista, así como el interés del tema y la oportunidad para seguir difundiendo dicha información, e invitar a las personas que quieran saber un poco más sobre FH, a escribirnos y con gusto compartiremos información y por qué no, hacer una retroalimentación con las experiencias.

Debo mencionar también que existe un grupo importante a nivel mundial que está en apoyo a todo esto, como el Dr. Gjumrakch Aliev de la Universidad de Atlanta, el Dr. Jerzy Leszek del Depto. de Psiquiatría en Polonia, la Dra. María Loroch en Berlín, la Dra. Sabine Baeher en Suiza, la Dra. Zofia Blach-Olewzka en Polonia, Dr. Carlos Häubi Segura de la Universidad de Aguascalientes, entre otros.

Todos ellos personalidades reconocidas en sus áreas. Además de un grupo reconocidos de mexicanos que conforman el Centro de Estudios de la Fotosíntesis Humana en Aguascalientes, México.

Fuente: Bianca Atwel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada