Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

sábado, 4 de septiembre de 2010

TRANSFORMAR EL PLÁSTICO EN PETRÓLEO

Una empresa japonesa, la Best company, ha diseñado una máquina capaz de convertir el plástico en petróleo.

Akinori Ito, CEO de la compañía japonesa Blest, habría encontrado el modo de convertir el plástico en combustible y se encuentra construyendo en este mismo momento máquinas de distinto tamaño (para hogares e industrias) que hacen el trabajo.

Humildemente, Ito ha dicho:

Si quemamos el plástico, generamos toxinas y gran cantidad de dióxido de carbono. Si lo convertimos en combustible, evitamos la generación de CO2 y, al mismo tiempo, acrecentamos la conciencia de la gente sobre el valor de la basura.

La “caja mágica” sólo pesa 50 kg y es capaz de convertir 1 kg de plástico en 1 kg de gasolina.

Para la transformación se utiliza un calentador eléctrico -por lo que no produce contaminación-, en el cual se introduce el plástico en un depósito, que lo calienta hasta fundirlo.

Este proceso crea unos gases que atraviesan un depósito de agua fría a través de un tubo, convirtiéndolo en petróleo.

Una vez obtenido el petróleo, éste se puede transformar en cualquier derivado (gasolina, gasoil o keroseno) para ser usado como combustible.

Según indica un artículo de Our World 2.0, el aparato creado puede procesar plásticos de tipo 2 y 4 (poliestireno, poliestireno y polipropileno, pero no de tipo 1 (botellas PET), y el resultado que produce es un gas de crudo que podría alimentar a generadores y estufas o ser refinado para dar energía a un vehículo.

Con un kilo de plástico se puede producir un litro de petróleo, consumiendo un kilowatt de electricidad.

Actualmente la versión más pequeña de la máquina se comercializa por 9500 dólares en Japón, pero la empresa espera que pueda ser más accesible en el futuro.
.

Actualmente, la producción de plástico -unos 260 millones de toneladas- representa cerca del 7% de las extracciones globales de petróleo y es uno de los productos más difíciles de reciclar.

Los productos plásticos dejan su huella en el planeta terminando en rellenos sanitarios, en emisiones de carbono por incineración o -peor- en las grandes manchas de basura del Pacífico o del Atlántico.



Sin duda, este es un paso más para tratar de minimizar este producto tan nocivo para el medio ambiente, aunque no estamos seguros de si esta conversión de plástico en petróleo es realmente eficiente y ecológicamente sostenible, puesto que en el proceso se liberan sustancias altamente contaminantes.

Los interesados en conocer el funcionamiento de la máquina pueden ver el video, en el que Ito explica tanto algunos de los detalles como los motivos que lo llevaron e inventarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada