Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

domingo, 26 de septiembre de 2010

CARRETERA HACIA EL SOL

La fascinante idea que unos ingenieros estadounidenses vendieron como proyecto de futuro al gobierno de su país sigue por el buen camino. Están convencidos de que será posible pavimentar las carreteras del estado con unos paneles solares de vidrio que generarán electricidad gracias a la luz del sol y que convertirán toda la red viaria en una gigantesca estación de energía barata y sostenible. Siguen investigando y captando dinero para que este macroproyecto se consolide y se convierta en una realidad dentro de algunos años.
La carretera del Sol sigue su avance
El apasionante proyecto sobre tecnología solar habia quedado finalista en los premios EE Times Annual Creativity in Electronics 2009 por su aportación a la ingeniería ecológica. Se trata de pavimentar las carreteras con unas placas solares que proporcionarían energía limpia e inagotable de modo descentralizado y para siempre.

Muchos son los emprendedores que quieren acabar de una vez con la dependencia que tiene el mundo del petróleo y escapar de las nefastas consecuencias que acarreará el calentamiento global y las constantes emisiones contaminantes al planeta.

Los desarrolladores de Solar Roadways han ideado todo un proyecto general que pretende construir toda la red de carreteras de un país a base de placas solares especialmente tratadas que servirían como medio de generar energía limpia, barata y virtualmente inagotable gracias a la luz del sol.

El secreto de estas placas solares se encuentra en su estudiado diseño de 3 capas:
  • La primera capa soportaría grandes tonelajes y estaría fabricada con un material aún no especificado, de aspecto traslúcido, que resistiría sin inmutarse todo tipo de clima y que además presentaría una superficie con alto coeficiente de fricción para permitir un buen agarre de los neumáticos.
  • La segunda capa contendría los sistemas electrónicos y las células solares para captar la energía del sol. Principalmente serian ultracapacitadores y generarían una electricidad más que suficiente para verter a la red eléctrica y aún sobraría para encender LEDs en la propia carretera a modo de señalización y para colmo, podría calentar la carretera para derretir el hielo en las duras temporadas invernales que se presentan en algunos países. Cada panel manejaría su propio sistema autónomo de generación de energía, distribución y gestión, de modo que si se rompe un tramo de la vía, solo hay que sustituir los paneles dañados sin demasiada pérdida de electricidad. El sistema de organización interno, compuesto por potentes microchips, la convierten en una carretera inteligente.
  • La tercera capa, la inferior, sirve para la distribución de la energía, e incluso de datos de telefonía, Internet y hasta señal de TV, ya que desde esta base partirían las conexiones hasta los hogares donde se utilicen esos servicios. Las señales se transmiten por los cuatro lados de la placa base, que además, se configura de manera impermeable para proteger los circuitos y sistemas electrónicos.
Con los LEDs se pueden formar
 palabras fácilmente.
La eficiencia media de estos paneles solares no es muy alta, al menos comparado con los record que prometen algunos laboratorios, pero resulta suficiente para generar unos buenos 7.6 kWh al día por panel. 


Se gestiona de modo inteligente
 mediante sistemas electrónicos
Una hipotética autovía de 4 carriles de una milla de distancia requeriría unos 1.760 paneles, que sería capaz de producir 13.376 kWh de electricidad por día ó 4.882.240 kWh al año, suficiente como para mantener 500 casas de manera completamente autónoma durante todo ese tiempo. 


Estados Unidos necesitaría unos 4.840 millones de paneles solares para cubrir todas las carreteras del país. Parece un disparate pero Solar Roadways se ha preocupado por hacer los números y te demuestra con la calculadora en la mano que, teniendo en cuenta todos los factores y que sus paneles están garantizados durante 21 años, salen más rentables que una carretera de asfalto.


Los autos recargarían gratis
en cualquier parte de la vía
Han tenido en cuenta las horas de luz medias al año para acallar a los que rechacen el proyecto alegando que existen muchos días nublados que apenas proporcionarían energía a los paneles solares. 

Y eso que los cálculos los han hecho con unos conservadores datos del 15% de eficiencia, pero con las últimas investigaciones no sería extraño ver aparecer paneles con el doble o el triple de eficiencia a un coste razonable.

Lo tienen todo tan pensado y tan previsto, que las objeciones que se nos vienen a la cabeza sobre este sistema, ya las han resuelto y las respuestas se ponen a disposición del público en su apartado de FAQ.




El colorido no tiene límites

Para redondear esta increíble idea, además de la energía, se construirían los paneles de tal forma que también conducirían información como si se tratase de una vía de comunicación cualquiera. 


De este modo, no sólo tendríamos una carretera que generaría electricidad gratis sino que, además, estas pistas de vidrio, se convertirían en una red de datos tan importante como cualquier otra que suministra información a la Red.



Estos paneles resisten hasta 20 años de uso prolongado, soportando la circulación incluso de transportes pesados sin sufrir quiebros o desperfectos internos. Y ni siquiera se necesita que luzca el sol de manera perenne. Aunque esté nublado, las células fotovoltaicas son capaces de extraer suficiente energía para seguir produciendo beneficios.




Placa testeando todos sus
puntos de iluminación
Scott Brusaw, uno de los fundadores de Solar Roadways, afirma que si consiguieran parte de los 50 millones de dólares que se han estimado necesarios para terminar la fase de investigación y comenzar con la producción, el proyecto avanzaría mucho más deprisa. Están buscando los fondos en la competencia, concretamente en GE Ecoimagination Challenge.

Brusaw afirma que aunque todavía resulta muy caro pavimentar la carretera con estos paneles solares de vidrio, conforme se vayan fabricando metros de esta vía tan futurista, la propia generación de energía serviría para autofinanciarse y llegar hasta el final del proyecto.


Fuente: Wired

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada