Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

martes, 29 de junio de 2010

Rusos y europeos discuten proyecto para combatir cientos de asteroides que llegarían a la Tierra

Oficiales de la agencia espacial rusa y miembros de la Comisión Europea se reunirán el 7 de Julio en Moscú, para unir fuerzas y discutir sobre las alternativas para enfrentar a miles cientos de asteroides potencialmente peligrosos que podrían impactar en la Tierra en los próximos 20-30 años.

De acuerdo a un reciente informe presentado a la Agencia Espacial Federal Rusa por Boris Shústov (Director del Instituto de Astronomía de la Academia Rusa de Ciencias), desde abril se han detectado al menos 6,960 asteroides cercanos a la Tierra.

La mayoría (87.2%) son asteroides que miden de 100 metros a 1,000 metros de diámetro. Los demás son 48 cometas y 806 de más de mil metros de diámetro.

Sin embargo, sólo 1,185 de todos los asteroides cercanos a la Tierra han sido etiquetados como “potencialmente peligrosos”, de los cuales 146 tienen más de un kilómetro de diámetro, suficiente para causar un cambio catastrófico en el clima.

La colisión con un asteroide como sería equivalente a una explosión de 1 millón de megatones de TNT, o bien a 50 millones de bombas lanzadas sobre Hiroshima y formaría un cráter de al menos mil kilómetros, mientras que toneladas de polvo y hollín en el aire provocaría el efecto de invierno nuclear, o una caída drástica de la temperatura debido a la absorción de radiación solar.

Cuando todo parecía volver a la normalidad después de las bajas probabilidades de impacto del asteroide Apophis, el nuevo informe con un dramático incremento de asteroides amenazantes, regresa a la necesidad de crear un programa anti-asteroides. Esto significa que estamos a tiempo de clonar a Bruce Willis o reconsiderar las armas nucleares.

Durante la reunión semestral de la Sociedad Astronómica Americana celebrada el mes pasado, el físico David Dearborn del Lawrence Livermore National Laboratory argumentó que las armas nucleares podría ser la mejor estrategia para evitar un impacto de un asteroide.

Sería la opción más práctica y rentable, en comparación con otras alternativas como combustible químico o rayos láser. Por un lado, un explosivo nuclear sería más barato de lanzar al espacio debido a su gran cantidad de energía por unidad de masa.

Por el contrario, una explosión no-nuclear podría requerir varios lanzamientos de una cantidad equivalente de energía.

Además, la opción nuclear podría ser implementada en un periodo corto de tiempo, una detonación a tan solo 15 días antes del impacto podría fragmentar o desviar el curso de un asteroide de 270 metros (el tamaño de Apophis) para evitar una colisión.

Por otra parte, un láser como el de la Instalación Nacional de Ignición (Lawrence Livermore) le tomaría 6,000 años desviar el curso del asteroide del mismo tamaño.



Fuente: FayerWayer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada