Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

lunes, 21 de junio de 2010

La Fuga de metano, nueva amenaza para la vida marina en el Golfo de México

Advierten de que podría tener unos efectos tan devastadores como el petróleo.

Un nuevo enemigo 'invisible' amenaza a la vida marina en el Golfo de México: el gas metano. La comisión de científicos que estudia el vertido ha dado la voz de alarma por la fuga "colateral" de grandes cantidades de este gas inodoro, inflamable y explosivo, que altera gravemente la proporción de oxígeno en el agua y puede contribuir a la creación de enormes "zonas muertas".

"Estamos ante la mayor 'erupción' de metano en la historia moderna de la humanidad", ha advertido el oceanógrafo John Kessler, de la Universidad A&M de Texas. Aunque el metano producido por las bacterias juega un papel vital en los ecosistemas del fondo marino, la fuga está propiciando niveles hasta 10.000 veces superiores al normal en las aguas del Golfo de México.

Según Kessler, el crudo que emana del pozo accidentado tiene además un altísimo contenido en metano, en torno al 40% (frente al 5% habitual).

La compañía BP ha reconocido esta misma semana que está quemando a diario unos 850.000 metros cúbicos de metano, procedentes del pozo accidentado de petróleo. Se calcula que en apenas 15 días se han quemado 12,7 millones de metros cúbicos del gas.

El Servicio Geológico de EEUU advierte que cada barril de petróleo (a razón de 60.000 diarios) podría estar liberando hasta mil metros cúbicos de metano en el agua.

Tan devastador como el petróleo

Los investigadores consideran que la causa de la explosión de la plataforma de Deepwater Horizon, el pasado 20 de abril, fue precisamente una burbuja de metano procedente de la boca del pozo.

El gas, soldificado en hidratos con las bajas temperaturas a 1.500 metros de profundidad, ha dificultado también notablemente las labores de recuperación del crudo con una campana de contención.

El oceanógrafo John Kessler advierte que el metano podría tener unos efectos tan devastadores como el petróleo en el Golfo de México. En contacto con el agua, el gas reduce drásticamente los niveles de oxígeno y podría estar sofocando el plancton, vital para cientos de especies como primer elemento de la cadena almenticia.

Una investigación llevada a cabo por la bióloga Samantha Joye, de la Universidad de Georgia, descubrió a primeros de junio la existencia de una mancha submarina de petróleo de 21 kilómetros al suroeste del vertido. Joye comprobó niveles de metano hasta 10.000 veces superiores a lo normal.

"Estamos posiblemente ante la mayor 'infusión' de petróleo y gas que hayamos visto en la historia de la humanidad", advierte la bióloga.

"Los niveles de oxígeno en el agua han caído más del 40%, muy cerca de las condiciones para crear 'zonas muertas'".

Fuente: ElMundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario