Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

lunes, 17 de mayo de 2010

VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE

Entre los mas de 20 libros escritos por la Dra. Kubler, que se tradujeron a varios idiomas y se vendieron millones de ejemplares, aquí les presentamos un resumen de su libro en el cual, ella defendió la tesis de que la muerte no existe (Sobre la muerte y la vida después, 1984), una de sus últimas obras.





Este libro está dividido en 3 partes, ya que para escribirlo, se han utilizado tres fuentes concretas, tres conferencias dadas por la autora. La primera parte del libro se llama "Vivir y Morir",, la segunda se llama "La muerte no Existe", y por último la tercera y última parte del libro se titula "La vida, la muerte y la vida tras la muerte".

El libro en general, habla de los hechos que anteceden a toda muerte, la autora explica mediante sus investigaciones que es lo que sentimos al morir.

Según la autora, morir es desplazarse a un lugar mejor, ella lo compara con la mariposa que deja su capullo. Es una experiencia casi idéntica a la de nacer, se podría decir que es un segundo nacimiento, ya que naces hacia otra existencia.

A la hora de la muerte hay 3 etapas, en la primera, la persona está provista de una energía síquica, aquí el cuerpo ya deja de cumplir sus funciones vitales. En esta etapa en la que ya está en el cuerpo, se obtiene la capacidad de ver todo lo que pasa en el lugar de la muerte, ya sea la habitación del enfermo como el lugar del accidente, donde sea.

Todos estos sucesos se perciben con una nueva percepción, no con la consciencia mortal, de esta manera se puede ver y saber todo lo que los otros digan o hagan. En esta etapa, el "muerto" se da cuenta de que está intacto. Es decir, que si ha muerto por un accidente de coche no se ve herido, se ve normal.

Cuando se abandona el cuerpo ya no existe ni el tiempo, ni el espacio, ni la distancia, ya que todo esto son nociones terrenales.

En esta segunda etapa, también se da cuenta de que nunca puede morir sólo, ya que siempre habrá alguien en el otro lado esperándolo, alguien que para él ha tenido mucha importancia y que haya muerto antes que él.

Después de hacer esta segunda etapa, se pasa a una fase de transición, a un pasaje, totalmente marcado por factores culturales terrestres. Después de este pasaje hay una luz que brilla al final, a medida que te vas aproximando a ella, te sientes más lleno del amor más grande. Cuando una persona ve esta luz, es necesario que vuelva rápidamente a la tierra, porque después ya no será posible volver al cuerpo terrenal, aunque cuando se ha visto esta luz, ya no se desea volver.
Con esta luz, te das cuenta de que todo lo que se hace abajo (en la tierra), no es más que una escuela para aprender ciertas cosas y pasar algunos exámenes.

Y a se está en la tercera etapa cuando empiezas a recordar toda la vida. Es una revista, no se dispone de consciencia ni de percepción, ara se conoce cada cosa que se hizo en la vida.
El libro, a parte de explicar todo lo resumido hasta ahora, también explica que para poder morir o para poder morir o para poder pasar a la otra vida, se debe aprender primero que es el amor incondicional, esta es la misión de todos aquí en la tierra, se debe aprender y practicar.
También explica que todos hacemos responsable a Dios de lo que nos pasa, pero que después de la muerte, nos damos cuenta de que nosotros somos los responsables de nuestros actos.
Como ya he comentado al principio, Kübler-Ross, justifica todo lo que dice mediante diferentes testimonios de personas que han estado a punto de morir y que al final han vuelto a la vida y le han explicado que han visto a algún familiar muerto desde hace años, o que se veían a ellos mismos.

Resumiendo, se podría decir que la muerte solo es un pasaje a un nuevo estado de consciencia en el que se continua existiendo, comprendiendo y en el que el espíritu tiene la posibilidad de proseguir su crecimiento. En fin, la muerte es un renacimiento, un nuevo amanecer.

El libro puede descargarse aquí.

La doctora de origen suizo Elisabeth Kubler-Ross, mundialmente conocida por las obras en la que narra el proceso que vive una persona cuando se enfrenta al final de su vida así como las experiencias en el umbral de la muerte de muchos de los enfermos terminales que atendió durante más de 25 años en distintos hospitales y que según su convicción demostraba la existencia de "vida después de la muerte"-

Falleció por causas naturales el pasado 24 de Agosto en su casa de Scottsdale (Arizona) a los 78 años.

Doctora honoris causa por numerosas universidades de varios países estaba considerada una autoridad en Tanatología pero internacionalmente se la conoce sobre todo por sus libros, una veintena traducidos al varios idiomas de los que se han vendido millones de ejemplares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada