Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

sábado, 22 de mayo de 2010

JUPITER PIERDE UNA RAYA


En un fenómeno que ha transformado el aspecto del mayor planeta del Sistema Solar, uno de los dos principales cinturones de nubes de Júpiter ha desaparecido por completo.

"Este es un gran evento", ha declarado el científico planetario Glenn Orton, del Laboratorio Jet Propulsion Laboratory de la NASA. "Estamos monitoreando de cerca la situación y todavía no entiende completamente lo que está pasando", dijo, informa la NASA.

Conocido como el Cinturón Ecuatorial Sur (SEB, por sus siglas en inglés), la banda de nubes marrones es dos veces más ancha que la Tierra y más de veinte veces su circunferencia. La pérdida de tan enorme "franja" se puede ver con facilidad.

"Con cualquier telescopio, o incluso con prismáticos grandes, el aspecto de Júpiter siempre ha incluido dos amplios cinturones ecuatoriales", dice el astrónomo aficionado Anthony Wesley, de Australia. "Recuerdo que de niño, mirando a través de mi pequeño telescopio refractor, era inconfundible.

Cualquiera que dirija su telescopio hacia Júpiter en este momento, sin embargo, verá un planeta con una sola cinta, una visión muy extraña."

Wesley es un observador veterano de Júpiter, famoso por su descubrimiento de un cometa que llegó al planeta en 2009. Al igual que muchos otros astrónomos, se dio cuenta de la decoloración del cinturón a finales del año pasado, "pero ciertamente no esperaba ver que desapareciera por completo", dice. "Júpiter sigue sorprendiendo".

Orton piensa que el cinturón no ha desaparecido realmente, y que haya quedado ocultado por nubes altas. "Es posible" plantear la hipótesis de "que algunos" cirros de amoníaco 'se hayan formado en la parte superior de la SEB, ocultándola de la vista.

"En la Tierra, blancas nubes finas, los cirros, están hechas de cristales de hielo".

En Júpiter, este mismo tipo de nubes se pueden formar, pero los cristales están hechos de amoníaco (NH3) en lugar de agua (H20).

¿Qué podría originar un brote amplio de cirros de amoníaco "?
Orton sospecha que los cambios en los patrones globales de viento han aportado materiales ricos en amoniaco en la zona más clara, por encima de la zona fría SEB, preparando el escenario para la formación de nuebes de hielo a gran altitud. "Me encantaría enviar una sonda allí para averiguar lo que realmente está pasando", comentó.

De hecho, la atmósfera de Júpiter es un lugar misterioso cuya exploración podría resultar beneficiosa. Nadie sabe, por ejemplo, por qué la Gran Mancha Roja es roja, o qué ha sostenido esaa furiosa tormenta durante tantos años.

La teoría no explica por qué las bandas ecuatoriales gemelas son de color marrón, ni por qué una desaparece, mientras que la otra se mantiene. "Tenemos una larga lista de preguntas", dice Orton.

Esta no es la primera vez que la SEB ha desvanecido. "El SEB se desvanece a intervalos irregulares, la última en 1973-75, 1989-90, 1993, 2007, 2010," dice John Rogers, director de la sección de Júpiter de la Asociación Astronómica Británica. "En 2007 el fenómeno terminó bastante pronto, pero en los demás años, la SEB estaba casi borrada, como en la actualidad."

El regreso de la SEB puede ser dramático. "Podemos esperar una explosión espectacular de tormentas y torbellinos cuando comience su regreso", dice Rogers. "Siempre empieza en un solo punto, y una perturbación se extiende rápidamente por todo el planeta a partir de ahí, siendo a menudo espectacular, incluso para los aficionados, calcular visualmente el planeta a través de telescopios de tamaño medio.

Sin embargo, no podemos predecir cuándo o dónde se pondrá en marcha. En precedente histórico, podría ser en cualquier momento en los próximos 2 años. Esperamos que sea en los próximos meses para que todos puedan tener una buena vista.

Según Wesley, "la recuperación probablemente será repentina y dramática, con grupos de tormentas planetarias que aparecen en sólo una semana". De hecho, dice Orton, "cualquiera puede ser el primero en ver el regreso de la SEB".

Fuente: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada