Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

viernes, 3 de diciembre de 2010

Conferencia de NASA sobre vida extraterrestre fue para distraer opinión pública

Rumores apuntan a que la enorme expectativa que generó la conferencia de la NASA sobre vida extraterrestre fue parte de una estrategia mediática para desviar la atención en torno al “cablegate” de WikiLeaks.

En alguna medida el anunció de la NASA de que habían hallado una nueva forma de vida basada en arsénico representó una franca decepción para cientos de miles de personas que habían generado grandes expectativas en torno a la conferencia anunciada por la agencia espacial estadounidense.

Si bien esta revelación tiene una cierta relevancia científica y simbólica, también es verdad que la noticia tuvo poco de esa espectacularidad que se había gestado en tono a esta conferencia.

Ante esto existen rumores, no tan descabellados, de que este evento se fue solo parte de una estrategia mediática para distraer la atención pública y relevar con encabezados espaciales las secuelas informativas en torno a la publicación de cables diplomáticos del gobierno de Estados Unidos por parte de WikiLeaks.

Esta no sería la primera vez que un gobierno recurre a qeste tipo de mecanismos.

De hecho la distracción masiva de la opinión pública con la creación de una noticia espectacular es una técnica elemental de la manipulación de gobiernos frente a sus poblaciones.

Aunque lo cierto es que, una vez más, resultó una táctica efectiva ya que la mente colectiva alrededor del mundo designó el grueso de su atención al anuncio de la NASA.

Solo esperamos que este tipo de reflexiones favorezca el desarrollo de una opinión pública más perspicaz y menos vulnerable frente a estretgias mediáticas.

A continuación citamos la primera estrategia de manipulación mediática con la que comienza el listado elaborado por Noam Chomsky al respecto:

La estrategia de la distracción:

"El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real.

Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

Fuente: Pijamasurf

1 comentario: