Seguidores

Agrégame como amigo

NUEVA PÁGINA

jueves, 9 de septiembre de 2010

CONVIRTIENDO EL PENSAMIENTO EN PALABRAS

Los investigadores han sido capaces de traducir las señales del cerebro al lenguaje por medio de sensores adheridos a la superficie del cerebro, por primera vez.

El avance, que es hasta el 90 por ciento ofrece precisión, una manera de comunicar a los pacientes paralizados que no pueden hablar y, eventualmente, podría llevar a ser capaz de leer a alguien los pensamientos.
El habla podrá ser nuestra principal vía de comunicación, y lamentablemente, no siempre la usamos bien, pero hay personas que ni siquiera pueden contar con ella para expresarse y comunicarse con otros.

La ciencia y la tecnología buscan constantemente formas de mejorar la capacidad de expresión de estas personas, y aunque este método en particular puede parecer extremadamente lejano en cuanto a su aplicación práctica, no se le debe restar reconocimiento.

¿De qué se trata?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Utah ha encontrado la forma de convertir pensamientos en palabras reconocibles.
Las neuronas. Al medir las señales eléctricas realizadas en ciertas partes del cerebro, cuando se está pensamiento en ciertas palabras, los investigadores podrían crear un medio para traducir los pensamientos en voz. MethoxyRoxy a través de la enciclopedia libre.

Cualquier seguidor de la serie Star Trek está al tanto del funcionamiento del famoso "traductor universal". Este aparato, en vez de luchar con complejas reglas lingüísticas, simplemente se limitaba a comparar las ondas cerebrales de quienes hablan, presentando equivalencias gramaticales que son perfectamente reconocibles para cada una de las personas presentes en la conversación.

A pesar de ser una maravilla de la comunicación, el traductor universal fallaba de tanto en tanto, por lo que no era perfecto. Lo mismo se puede decir de los sistemas de comunicación hoy, sólo que en una escala mucho mayor.

Hemos mejorado significativamente la forma en la que nos expresamos, pero todavía existen serias limitaciones bajo diferentes aspectos. Tal vez una de las más importantes sea la limitación presente en aquellas personas que, por diferentes razones, son incapaces de hablar.

La ciencia y la tecnología están haciendo todo lo posible para que estas personas puedan expresarse de forma clara y eficiente, pero todavía queda mucho por recorrer.

El método que ha desarrollado un grupo de investigadores en la Universidad de Utah no tiene prácticamente nada del traductor universal de Star Trek, salvo la idea detrás de su funcionamiento.

Utilizando dos grillas de dieciséis microelectrodos ubicados en dos regiones del cerebro conocidas por "generar lenguaje", los investigadores han sido capaces de registrar las ondas cerebrales de diez palabras: Sí, no, caliente, frío, sediento, hambriento, adiós, hola, más y menos.

Al utilizar estos datos, lograron identificar una de dos palabras que el paciente estaba pensando en determinado momento, con una efectividad entre el 76 y el 90 por ciento.

Sin embargo, el nivel de eficiencia cayó drásticamente cuando intentaron diferenciar a las diez palabras al mismo tiempo. En ese caso, los resultados mostraron una precisión que flotó entre el 28 y el 48 por ciento.

A pesar del bajo rendimiento registrado incrementar la cantidad de palabras, el desarrollo es interesante debido a la clase de electrodos utilizados.

Usualmente, cuanta mayor sea la precisión buscada en la lectura, más profundo se debe ir dentro del cerebro del paciente, pero estos electrodos descansan entre la superficie cerebral y el cráneo.

Estos electrodos son considerados mucho menos invasivos, lo cual abre la posibilidad de implantes permanentes en determinados pacientes. Aún así, el próximo paso es incrementar la precisión de las lecturas.

Para ello aumentarán la cantidad de electrodos en las grillas a 121, con la esperanza de obtener lecturas más claras, a un punto tal que la conversión de pensamiento a palabras sea algo factible y utilizable por un paciente.

Fuente: POPSCI

No hay comentarios:

Publicar un comentario